07-11-2018 5:39 p.m.

NOVIEMBRE 2018  /  COMENTARIOS

Sra. Alcaldesa: nosotros, a diferencia de usted, no odiamos

07-11-2018 5:39 p.m.

Pozuelo IN habla...
Por Carmen Millán

Estimada señora:

El pasado día 5 de octubre, en una conocida red social, usted publicaba un inefable comentario aunque, como la conocemos, no nos extrañó nada. Sabemos que su capacidad para justificarlo todo es inconmensurable.

En aquel comentario usted escribía:

Hay dos periodistas en Pozuelo que me odian y una de ellas este mes en su revista ha sacado esta foto de hace cinco años conociéndola con el fin de hacerme daño. Junto con esa imagen en la que estoy gorda, deformada y fea incluye además que estoy imputada
Hace cinco años tuve cáncer, me puse gorda, casi deforme y fea pero NUNCA perdí la sonrisa a pesar de que tenía miedo..... el peor día de mi vida fue el de esta foto en el que fui a trabajar y por la tarde le tuve que explicar a mi hijo que tenía cáncer, él tenía 14 años y anoche cuando 5 años después esta revista llego a mi casa y vimos como habían publicado esta foto y añadían después que estoy "imputada" nos hizo recordar unos momentos muy duros que creíamos olvidados.
Simplemente nos trajo a la memoria aquellos días...

Como es natural y lógico, al leer tal barbaridad, intentamos hablar con usted para aclararle el hecho en cuestión. Pero su concepto de la libertad de réplica y de expresión, de la que usted presume, aquel día fue sensiblemente mejorable.

La verdad es que  lo sabíamos también y tampoco nos extrañó su reacción. Sabemos bien que usted vive para dar explicaciones pero no permite que se las den y, como consecuencia de esa prepotencia, aquel día nos dijo que no teníamos derecho a contestarle y nos bloqueó. Una vez más, huyó. Y aquello fue la prueba inequívoca de que su exposición era caprichosa y no gozaba de argumentos sólidos.
Pero claro, estimada Susana, esto no podía quedar así… Y como creemos que es de justicia contestarle, le vamos a contestar. Es lo suyo…

Nosotros a día de hoy, gracias a Dios, no odiamos, y menos a usted. No nos hace falta. Es más, si lo hiciéramos nos pareceríamos a usted y le aseguro que no es nuestro objetivo en la vida. Nosotros no albergamos ese sentimiento tan zafio y autodestructivo en el que sabemos que usted sí está acostumbrada a desenvolverse. Hay docenas de casos que lo demuestran, que aunque los conozcamos no los sacaremos a la luz porque nuestra profesionalidad está por encima de cualquier chisme. Nosotros no vamos sembrando enemigos allá por donde pasamos, ni nos dedicamos a engatusar con cantos de sirena a las buenas personas.

Nosotros publicamos noticias, entrevistas, reportajes y no nos dedicamos a vivir en una constante guerra contra todo lo que nos rodea como usted hace para tapar su propia inseguridad.

Nosotros, publicamos la noticia en la que la alcaldesa de Pozuelo está siendo imputada, o como se dice ahora investigada no detenida por un presunto delito contra el medio ambiente y la documentamos gráficamente con una imagen de la época en la que la investigación se está centrando. Es más, le invito a que nos mande otra imagen de la misma época, de cuando empezó como Concejal de Urbanismo, en algún acto público en la que usted se vea guapa y la cambiaremos.

Es para que no sea usted maliciosa pensando que nosotros miramos si el personaje de la foto en cuestión era gordo, canijo, alto, bajo, guapo o feo... Sin embargo y por lo que vemos, usted sí lo haría. El sabio refranero español lo define con claridad: Piensa el ladrón que todos son de su condición.

Nosotros no intentamos desviar la atención de temas, como el que a usted le está ocupando con su imputación, con un asunto tan grave y doloroso para millones de personas como es el del Cáncer. En Pozuelo IN siempre hemos apoyado y apoyaremos cualquier iniciativa que se produzca para erradicar esta terrible enfermedad, que de una forma directa o indirecta nos afecta a todos por igual.

Agarrarse a ese clavo ardiendo es obsceno, alcaldesa. Impúdico. No somos capaces de caer tan bajo.

Usted es Alcaldesa de Pozuelo, no elegida, cierto es, pero lo es y ese cargo público que pagan entre todos los pozueleros a los que se debe tiene ventajas y obligaciones. Entre ellas, la de respetar la libertad de expresión, la información y las críticas si así fueran y si no es capaz de asumirlo como está demostrando, usted no es digna del cargo que ocupa. Una alcaldesa no debe dejar de atender sus obligaciones para ir detrás de una persona o una empresa por el simple hecho de informar.

Termino deseándole lo mejor para su salud (que siga tan delgada y estupenda) y para su incipiente carrera política.
Atentamente.   Ω

Más artículos

Cuentistas solidarios

18-03-2015 9:41 a.m.

Una maratón de cine

18-03-2015 8:50 a.m.

Un jardín mágico

16-02-2015 11:55 a.m.