07-11-2018 5:49 p.m.

NOVIEMBRE 2018  /  COMENTARIOS

Cosas de Pozuelo

07-11-2018 5:49 p.m.

Carta abierta a la Uned sobre el cambio impuesto, a la asignatura impartida en  Pozuelo, denominada “Filosofía y Pensamiento actual”
Por Ángel Alcázar Agudo

En la clase impartida en Uned Senior por D. Manuel Gonzalo he aprendido sobre todo a escuchar, escuchar con total tranquilidad los diferentes puntos de vista que, a través de perfecto hilo conductor, se desarrollan constantemente entre el profesor y los alumnos. Es una clase que yo denominaría democrática por excelencia. Allí el que desea hablar levanta la mano, expone su punto de vista con total libertad y deferencia hacia los demás  y éstos, a continuación corresponden, sin haber interrumpido al primero. Algunos, como el  firmante de esta reflexión, prefieren tomar nota, aprender de su profesor y condiscípulos, e intervenir lo menos posible a sabiendas de que su fuerte no es la oratoria.

¡¡Que diferente a los debates televisivos que con demasiada frecuencia nos avergüenzan al demostrar nuestros periodistas y políticos su falta de educación!!

UNED Senior acoge a todos los alumnos mayores, algunos muy mayores, que desean seguir manteniendo viva la llama del estudio sin importarles calificaciones ni notas que para ellos pertenecen al pasado, muy pasado. Estos alumnos, en este caso, han conectado con su profesor y compañeros de clase, a que hacemos mención, de una manera simbiótica y supondría un  cambio muy difícil de superar, el que ahora nos tratan de imponer, después de  años de enriquecedora convivencia.

Para conseguir esta perfecta armonía entre nosotros hemos procurado siempre no definirnos con radicalismo alguno, respetando todas las inclinaciones y escuchando siempre con atención a los demás. En realidad, salvo escasas excepciones, desconocemos las tendencias políticas y religiosas de cada uno y aunque posiblemente tengamos una idea de ellas a través de sus intervenciones, estas nunca mostraron, como digo, radicalidad alguna.

A pesar de tratar sobre cualquier tema, en esta clase no se excluye ninguno, incluido el social y religioso (¿sin ellos qué otros temas quedarían?) a pesar de ello digo, jamás ha surgido una discusión  en estos debates.  Los partícipes nos tratamos con esmerado respeto y así, en este ambiente de cordialidad y aprendizaje todos esperamos la llegada de los martes, día fijado en la matricula, con ilusión.  Tratamos, simplemente dentro de nuestras posibilidades, de descubrir “la verdad”. 

Ruego a quién haya tenido poder para alterar el buen funcionamiento de esta clase, modificando horarios y profesorado, recapacite y a la vista de nuestras manifestaciones, corroboradas por todos los alumnos de esta asignatura, asentada ya desde hace años, haga retornar la misma a las condiciones originales,  establecidas en la matricula efectuada por todos, que tanta satisfacción nos han dado en cursos anteriores.   Ω

Más artículos

Peña Las Domingas

30-08-2017 12:52 p.m.

… Y llegó la calma

15-06-2015 5:45 p.m.