07-11-2017 3:29 p.m.

NOVIEMBRE 2017  /  PSYQUE

Lenguaje NO Verbal Misterioso Universo. ¿Hablamos SIN utilizar las palabras?

07-11-2017 3:29 p.m.

El lenguaje es el instrumento más valioso que poseemos para comunicarnos, aunque en ocasiones no prestemos demasiada atención en entenderlo, conocerlo e incluso apreciarlo. Por Chiqui Rodríguez-Millán

Si les digo que en más de una ocasión me he sentido “perdida”, o desconcertada o sencillamente “algo no cuadraba”, durante una conversación con mi madre, mi hermana, mi jefe, mi hijo o mi pareja, ¿Les resulta familiar verdad?. Esta es una situación que se nos plantea frecuentemente en la vida cotidiana, a veces incluso a diario, forma parte de lo “normal” y lo asumimos como tal, pero ¿Y si contemplamos algunos aspectos del lenguaje que hasta ahora habían pasado inadvertidos?¿Y si contemplando estos aspectos mejorase nuestra capacidad de entendimiento, comunicación y relación con los demás? Parece que puede merecer el esfuerzo. Empecemos repasando el lenguaje y algunas de sus formas.

El lenguaje verbal es el instrumento de comunicación por excelencia, si bien no puede entenderse de una manera aislada, sino como un componente de los distintos códigos que intervienen en la comunicación.

El lenguaje no verbal va más allá de las palabras, es el “idioma” universal de la humanidad, nos proporciona la posibilidad de transmitir, entender y expresar sentimientos, emociones y estados de ánimo, a través de imágenes sensoriales, sonidos, gestos, movimientos corporales y faciales, etc, pero sin hablar. Con frecuencia los mensajes no verbales tienen más significación que los mensajes verbales.

Al igual que el lenguaje verbal los gestos también se aprenden, de una manera más instintiva, como los bebes que utilizan el llanto para comunicar una necesidad, o señalar un objeto cuando lo requieren. La comunicación no verbal es algo tan sencillo como por ejemplo reír cuando estamos contentos, o llorar cuando sentimos tristeza, y tan complejo como todo un universo gestual que habla de nosotros.

Nos centraremos en conocer algunas de las claves del lenguaje no verbal, aspectos tales como: identificar si alguien se encuentra cómodo o incómodo con nosotros, si está nervioso, interesado, contento, triste, si tiene miedo, demuestra sorpresa o si miente.

Los componentes que intervienen en la comunicación no verbal son:

•Aspectos kinésicos: en esta categoría se incluye todo tipo de movimiento corporal; gestos, contacto ocular, postura y expresiones faciales.

—Ojos: cuando alguien se entusiasma o muestra interés por algo, las pupilas se dilatan hasta cuatro veces su tamaño normal. Por el contrario cuando está de mal humor o enfadado las pupilas tienden a contraerse y, los ojos, adquieren un brillo distinto, conocido como “ojos de vidrio”.

—Hombros: encorvar el cuerpo puede expresar, tristeza, baja receptividad e interacción. La cabeza tiende a inclinarse hacia delante lo que indica preocupación y tristeza.

—Boca: la boca está asociada con las emociones tanto de felicidad como de estrés. Fruncir los labios expresa; cólera, hostilidad, agresividad.

—Tórax, brazos y manos: inclinarse hacia delante con los brazos  y piernas abiertos y las manos extendidas son posturas cálidas, amigables e íntimas. Así mismo recostarse hacia atrás o situar las manos entrelazadas detrás de la cabeza pueden ser reflejo de dominación o sorpresa.

•Aspectos paralingüísticos: en esta categoría se incluyen aspectos como el volumen de voz, entonación, ritmo y fluidez verbal, silencios y pausas.

—Latencia: se trata del tiempo que transcurre entre el final de la frase que emite el hablante y el comienzo de otra por parte del oyente.

—Volumen: la situación en concreto es la que determinará el volumen de voz más adecuado.

—Fluidez: es el proceso que se refiere a la velocidad del habla.

—Claridad: la nitidez en el mensaje que se quiere transmitir.

—Velocidad: hace referencia a la rapidez con que una persona articula las palabras.

—Tiempo del habla: es el tiempo en que la persona permanece hablando.

•Aspectos proxémicos: el concepto proxémico hace referencia a la proximidad o cercanía, de las necesidades espaciales de los hombres. Todos tenemos un espacio definido alrededor de nuestro cuerpo que a su vez se ve afectado por el estatus de la persona y por la cultura. Puede hablarse de lo que desde un puesto de vista social o laboral es o no admisible. Existen cuatro zonas:

—Zona íntima 15 cm – 45 cm

—Zona personal 46 cm – 1.22 m

—Zona social 1.23 m – 3.6 m

—Zona pública + 3.6 m

Vamos a intentar identificar alguna de las emociones más comunes, las que experimentamos con más frecuencia.

—Entusiasmo o interés: las pupilas se dilatan hasta cuatro veces más su tamaño, continuado contacto visual. La cabeza inclinada lateralmente, las palmas de las manos hacia arriba. Se manifiesta un incremento en el tono de la voz medio, así como en la intensidad y velocidad.

—Enfado: las pupilas tienden a contraerse y, los ojos, adquieren un brillo distinto,
Las cejas juntas y hacia abajo, mirada penetrante, labios hacia abajo, entrelazar los dedos de ambas manos. La voz se caracteriza por un tono medio alto y una velocidad de locución rápido.

—Miedo: cejas levantadas y juntas, párpados superiores levantados, párpados inferiores tensos, labios ligeramente estirados hacia las orejas. El tono de voz es medio más elevado, gran número de cambios en el tono y una velocidad de locución rápida

—Tristeza: párpados superiores caídos, mirada hacia abajo, extremos de los labios ligeramente caídos. El tono de voz es más bajo del normal y una velocidad de locución lenta y alto porcentaje de pausas

—Mentira: una mirada fija durante mucho tiempo podría ser una estrategia que utilice la persona  con el propósito de parecer creíble, tocarse ligeramente la nariz, el puño cerrado de la mano o manos, taparse la boca. La entonación de la voz no es lineal, el discurso es contradictorio, al hablar se muestra titubeante.

—Seducción: contacto visual, mirar un poco hacia abajo, tocarse el cabello, mirar hacia arriba con la barbilla inclinada, cruce de piernas una encima de la otra. El tono de voz suele caracterizarse por ser más bajo y más lento.

—Desprecio: extremo del labio apretado y levantado sólo en un lado de la cara, mirar por encima del hombro denota superioridad, desprende connotaciones despectivas, levantar la cabeza o mirar hacia el cielo. El tono de voz tiende a ser  medio más elevado y una velocidad de locución algo más rápida de lo habitual.

La comunicación tiene como objetivo transmitir un mensaje para que la persona que lo recibe sea capaz de interpretarlo y entenderlo. No debemos caer en la confusión de que sólo identificando un gesto o una mirada seremos capaces de saber a ciencia cierta lo que puede estar pensando la otra persona, esta ciencia no es infalible, pero la unión de palabras y gestualidad corporal sin duda nos facilitará el entendimiento de los demás y hacia los demás.   Ω