10-05-2016 1:32 p.m.

MAYO 2016  /  SAN ISIDRO 2016

Pinceladas de Carlos Granda

10-05-2016 1:32 p.m.

Vecino de Pozuelo, arquitecto, miembro del Rotary Club Pozuelo Villa, padre, marido, buena persona, dibujante, pintor...

Vecino de Pozuelo, arquitecto, miembro del Rotary Club Pozuelo Villa, padre, marido, buena persona, dibujante, pintor... pero sobre todo un gran artista: Carlos Granda Tejeiro.

Carlos Granda estudió arquitectura hace ya más de 35 años, cuando se dibujaba con plumín, los proyectos se realizaban manualmente y la perspectiva espacial era imprescindible.

Terminó sus estudios y no con poco esfuerzo, ya que a la vez que estudiaba una carrera tan completa como esta, lo compaginaba con el trabajo. Pero lo consiguió y fue a lo que se dedicó laboralmente toda su vida. Entre sus proyectos está el actual rectorado de la Complutense, Colegio Mayor José Antonio en el año 86 y la reforma del ayuntamiento de Torrelodones en el 2004.

Pero la gran pasión de Carlos es el dibujo. Podemos pensar que para un arquitecto el saber dibujar es algo innato y obligatorio y es cierto, pero no deja de ser menos cierto que hay que diferenciar entre alzar un plano y captar un gesto.

Ahí entra el artista, lo que nosotros queremos dar a conocer de Carlos, su lado sensible a la hora de plasmar sus retratos. Casi todos los expertos en pintura coinciden que lo más difícil de realizar son los retratos, no sólo por la complicación de un rostro, sino por saber reflejar la expresión o el gesto de quién se lo están realizando, esto es lo que diferencia a un buen pintor.

Sabe sacar la esencia de quien está dejando plasmado en un lienzo o en un simple papel reflejar la mirada, el gesto que lo caracteriza, llegando a dar vida a los cuadros que pinta. Carlos cuenta en su currículum como pintor con pinturas de personalidades de lo más variado.

De algunos de ellos podemos disfrutar en el café Gijón o la taberna del Gijón, ya que estas obras se encuentran  adornando y dando vida a las  paredes.

Hemos tenido el placer y lo seguiremos teniendo de poder disfrutar no sólo de sus magníficas obras sino de su persona y desde estas líneas queremos dar a conocer a este gran artista y rendirle nuestro pequeño homenaje.
¡Olé Carlos!

 

UNA LÁGRIMA Y UN BESO

En el baile de sus sueños danza bendita la verónica,
un natural y un quiebro.
Blues y pasión en la tinta,
en la garganta,
el duelo.
El toro mira a los ojos,
en sus pestañas, prendido el miedo,
el guiño de una estrella
entre el sol y la sombra del ruedo.
El aroma de la gloria
trae vuelos de viento negro,
abanicos que se cruzan
en el golpe de los pechos.
Carlos se arrima a la bestia,
cita en corto, por derecho.
La pluma, cruzada, enseña la muerte,
detrás queda el aliento.
Y en los medios, el trazo de gloria,
pellizco de sangre entre pañuelos,
laberinto de lunas,
una lágrima y un beso.

GERMÁN POSE
(para Carlos Granda, arquitecto y torero.)    Ω