03-03-2016 6:18 p.m.

MARZO 2016  /  REFORMAS

Vicente y César Molina, arquitectos: "Es un orgullo trabajar para tu ciudad”

03-03-2016 6:18 p.m.

Jóvenes, arquitectos y pozueleros. Son Vicente y César Molina, convencidos de que hay que mantener el tipo de crecimiento que está sufriendo Pozuelo, con una edificabilidad de calidad. El objetivo, asegura Vicente, es el de mantener la sostenibilidad. Tiene claro que Pozuelo, comparado con otras ciudades de Madrid, como las Rozas o Aravaca, está urbanamente muy bien desarrollada

Para eso, saben que tiene que sufrir la normativa un cambio importante, aunque es una cosa que debe pasar en todos los municipios de la Comunidad de Madrid. El motivo es que está yendo más rápida la tecnología que el avance de la normativa urbanística. Creen que en Pozuelo debería haber una remodelación en el casco viejo del municipio, tal como se hizo con la plaza del viejo ayuntamiento y que hay que revisar cómo está el plan y aprovechar el espacio público que existe.

Hay que darle vida al casco viejo

Ambos tienen claro que es lo que hay que hacer en el municipio. César señala que hay que empezar por “reorganizarla urbanamente para que la actividad no se produzca solo en la avenida de Europa, sino también en el centro de Pozuelo. Hay que volver a los orígenes del pueblo”. Vicente acompaña estas palabras asegurando que todo esto pasa a través de la rehabilitación sostenible. César retoma la palabra para señalar el objetivo de su idea: volver a la cultura de un pueblo, pero con la estructura de una gran ciudad.

“Que la gente se maneje dentro como en un pueblo pero con las herramientas tecnológicas de una ciudad con nuevos espacios abiertos, comercios y actividades (en cantidad y diversidad), para hacerle más atractivo a la gente acercarse a esta zona. Ahora mismo, la gente no tiene la necesidad de venirse a Pozuelo, porque no encuentran algo que no tengan en otros sitios del municipio”, asevera.

Vicente insiste en un aspecto que considera muy importante a la hora de realizar cualquier proyecto: la sostenibilidad. Para él, términos como geotermia, paneles solares, aprovechamiento energético son aspectos esenciales en cualquier rehabilitación. La finalidad que plantea es conseguir la eficiencia en cualquier tipo de reformas.

Saben que el primero escollo que hay es la normativa. Además, en ninguna ciudad es igual, debido a las características de la misma, aunque creen que habría que subsanarla.

Jóvenes emprendedores

Su dedicación a la arquitectura les viene de familia. Su padre y antes su abuelo, también eran arquitectos. Tenían claro su futuro profesional, porque lo han vivido en casa y, además, porque les gusta. Incluso esperan que sus hijos también se dediquen a esta profesión que, en muchas ocasiones, se ha considerado un Arte.

Estos jóvenes pozueleros son también deportistas. Sobre todo futboleros. Una de las cosas que lo demuestra es el trabajo ideal que le gustaría ejecutar Vicente en el municipio. Nos lo cuenta con una amplia sonrisa: “es construir una gran estadio de fútbol para el Club de Fútbol de Pozuelo, para cuando esté en Primera División y se tenga que enfrentar al Madrid o al Barcelona”. Sabe que es una utopía, pero se divierte con ella, al igual que César quien, como jugador del Pozuelo que fue, animaría al equipo de su ciudad.

Trabajan en la empresa familiar y aparte de trabajos particulares, han realizado muchas obras públicas, de construcción y reforma. Entre ellas, muchas de instalaciones deportivas, algo que les gusta mucho. Una de las últimas que han ejecutado en el municipio es la construcción de seis pistas de pádel cubiertas en el Club Municipal Deportivo El Pradillo, un deporte muy demandado en la actualidad.

Para ellos, las instalaciones deportivas del municipio están entre las mejores. “Solo hay que ver el Valle de las Cañas, el Carlos Ruiz o El Torreón. Tienen de todo. Es una gran infraestructura la que hay aquí”, señala Vicente, quien añade que han realizado trabajos de reformas y rehabilitación en cada una de ellas.

Un orgullo trabajar donde jugaron

Han realizado trabajos en todo tipo de sitios y lugares no solo de España, sino también en el mundo. No obstante, aseguran que el 90% de los trabajos los realizan en Madrid. Ellos se divierten en su trabajo y les llena de orgullo realizar trabajos de mejora en lugares donde han jugado de pequeños.

César lo resume señalando que el proyecto que más le gustaría llevar a cabo es llenar el municipio de microactuaciones con la filosofía de vida de aquí. “imagínate un día que sales a cenar y después quieres ver una película de cine. Pues te vas a la plaza del Padre Vallet y allí la puedes ver, puesto que han colocado un cine al aire libre. Lo que me gustaría es que Pozuelo, que sigue creciendo, no deje de tener ese espíritu de pueblo pequeño. Que la gente de Pozuelo es de Pozuelo. Ahora mismo, todo pinta a que nos vamos a convertir en una ciudad mucho más grande. Quiero siga manteniendo su identidad y que la gente se identifique”.

Apoyarse en la tecnología

Volver a la interactuación que había hace 30 años. Eso es a lo que les gustaría llegar. Saben que la tecnología es lo que está destruyéndola. “Nos está extirpando de las relaciones personales. Eso es algo que la arquitectura siempre ha hablado y es bastante frustrante ver que no adelantamos. Hay que volver al cara a cara. A disfrutar de la vida relacionándose con la gente, pero no a través de una pantalla”, señala César.

Entienden que no se le está dando valor a las relaciones personales. Ellos, como arquitectos, aseguran que tienen las herramientas para provocar lo contrario. Además, están seguros de que no es internet quien nos haga la vida, sino hacerla nosotros con esa herramienta. "Hay que aprovechar y unir todos los elementos. Se puede interactuar con otros municipios comentando a través de la redes cualquier cosa que les ataña”, señala Vicente. Por eso les gusta el proyecto de Smart City que lleva a cabo el municipio.

Del plano global al particular

Muchas veces se han realizado la pregunta de cuanto vive una ciudad y no dudan cuando dicen que esta es un organismo vivo que constantemente está regenerándose. Pero en el tema de las viviendas, señalan que estas lo que tienen es una vida útil. Vicente señala que “las viviendas son como células dentro de la ciudad que deben repararse. Seguro que en cien años, lo que nos encontramos es la misma calle con distintas viviendas”.

Por eso, nos cuentan que el mismo planteamiento que hacen para la ciudad, la proyectan para los trabajos particulares que realizan. Tienen más trabajos de rehabilitación que de construcción. Lo primero que se les presenta es el tipo de trabajo que quiere el usuario: rehabilitar su casa. Señalan que pocos son los que están preocupados por si su vivienda es eficiente o no energéticamente. No obstante, ellos, desde su estudio, M3, le plantean al cliente todas las posibilidades. “Además, en pocos años, los ayuntamientos, requerirán a los propietarios de viviendas que estas sean eficientes energéticamente”, señala César. Tendrán que realizar una serie de cambios, mínimos, eso sí, pero las tendrán que realizar.

Todo lo que hacen en cada proyecto de rehabilitación o reforma es intentar ahorrar el máximo posible. Minimizar los costes con el mejor resultado. “Es usar la energía embebida que tiene el proyecto. Muchas veces se habla de si un proyecto es sostenible o no… resulta que lo que son los materiales que se usan son muy sostenibles pues son madera y demás. Pero luego se usa mucho dinero para traer esa madera, ya que hay que ir a donde está el árbol, cortarlo, traerlo… Es decir, la energía embebida de la obra es muy cara”, explica César. Por eso, tienen clara la necesidad de que hay que realizar siempre un proyecto sostenible.   Ω

Más artículos

Distinciones AMEP

30-08-2017 12:01 p.m.

¿Qué me pongo?

05-12-2015 2:20 p.m.

A pie de urna

15-06-2015 6:56 p.m.

Guía de Centros Educativos

09-02-2015 9:13 a.m.

Visita Real al 112

20-10-2014 9:08 p.m.

Fantásticas fiestas

14-10-2014 10:01 a.m.

Un paseo gastronómico

10-10-2014 11:09 a.m.

Diviértete esta Navidad

08-10-2014 11:39 a.m.