06-03-2015 1:37 p.m.

MARZO 2015  /  SALUD

Por tu salud, cuídate

06-03-2015 1:37 p.m.

Uno de los principales problemas que hay en salud hoy en día es la inactividad física. No hacemos deporte por pereza, falta de motivación, porque el gimnasio está muy lejos… siempre buscamos motivos, pero esa mentalidad la tenemos que desechar, ya que necesitamos cuidarnos para alcanzar un grado óptimo de salud, aumentando el sentimiento de bienestar

Cuando hablamos de ejercicio, no nos referimos a hacer deporte, aunque puede ser. A la mayoría nos da miedo la idea de hacer ejercicio, porque creemos que nos va a suponer un gran esfuerzo y dolor, pero basta con un paseo de 20-30 minutos diarios; nadar dos veces a la semana durante media hora; hacer jogging o bailar.

Lo que sí está claro es que si queremos cuidar más nuestro cuerpo, no debemos tener miedo al deporte. La gran oferta que hay en el municipio hace que pierdas el miedo, ya que la actividad que realices siempre estará vigilada por un profesional.

El ejercicio físico es clave. No te rindas. Haz al menos deporte tres veces a la semana durante 30 minutos, con lo que se fortalecerán tus músculos, disminuirá el sobrepeso, reducirá el peligro de sufrir enfermedades y mejorarás el sueño. Además, cuida tus posturas al trabajar, al sentarte a la mesa, a la hora de dormir. Con ello, evitarás dolores y enfermedades crónicas.

No desesperes. Cuando creas que no puedes, haz un pequeño esfuerzo y lo conseguirás. Debes experimentar hasta encontrar una actividad física o deportiva que te guste. Puede no ser la misma que prefieren tu pareja o tus amigos. Pero la única manera de no abandonarla es que te guste. Hay muchísimas variantes, del golf al tenis, de la clase de aerobics al maratón, de la bici a Pilates. Seguro que hay alguna que te guste.

Claves para alcanzar una mejor salud
Te damos unos pequeños consejos para que te cuides y consigas tener bienestar con tu cuerpo y con tu mente:
Antes de nada, hazte los chequeos médicos periódicos correspondientes a tu edad. Una visita anual al médico no te hará perder demasiado tiempo y podría hacerle ganar varios años de vida al detectar cualquier tipo de problema en su primera etapa de desarrollo. Prevenir es curar.

Deja ya de fumar. Las ventajas que tiene son cero. No existe razón alguna, salvo la propia adicción a la nicotina, que justifique aspirar humo. Trae cáncer, ensucia los dientes, desmejora la piel, tiene olor a sucio.
Cuida tus dientes. Ve una vez por semestre al odontólogo. Lávalos bien al menos dos veces por día. Tener dientes sanos no sólo te ahorrará dinero, sino que te evitará enfermedades bucales y gastrointestinales. Además, es más estético.

Desperézate.  Al levantarte, tomate dos minutos y estírate. Mueve los hombros, los brazos, gira el torso, mueve tu columna. Así conseguirás mejorar tu circulación, despejar tu mente y, además, te levantarás de buen humor.

Quita el sobrepeso de encima. No es estético, es simplemente una cuestión elemental de salud. El sobrepeso afecta al corazón, los músculos, las articulaciones e invita a enfermedades como la diabetes y los accidentes vasculares.
Anda. Es la manera más sencilla de hacer ejercicio. Eso sí: usa un calzado adecuado y cómodo.

Ah, empieza hoy mismo. Con uno, tres o cinco de estos consejos. ¿Para qué perder tiempo? No hay excusa. Si cuidas tu trabajo, si cuidas a tu familia,  ¿va a prestarle menos atención a tu propio cuerpo?

Tratamientos estéticos
¿Quién ha dicho que no podemos cuidarnos estéticamente? También puedes arreglar esos pequeños defectos que tienes. Consigue la belleza, porque eso también redundará en tu bienestar.

Los rostros iluminados son la clara señal de que hay salud en la piel y ello se logra con una buena higiene junto a los productos adecuados para cada tipo de dermis. Acude a tu centro de estética para que te aconsejen los mejores cuidados para la piel.   Ω