12-10-2014 10:36 p.m.

MARZO 2012  /  ENTREVISTAS

Joaquín Torres. Algo más que el arquitecto de La Finca

12-10-2014 10:36 p.m.

Amable en el trato y en las formas, el arquitecto Joaquín Torres nos recibe su estudio de arquitectura situado en el prestigioso parque empresarial La Finca

Nacido y criado en Pozuelo, hasta que su padre se empeñó en que hiciera la carrera de Arquitectura fuera de Madrid, este pozuelero habla con nosotros para contarnos cómo ve el municipio al que regresó hace tan solo ocho años.

Vino desde La Coruña, donde tenía su estudio y su vida, para hacerse cargo de una parte de los residenciales más exclusivos de Madrid. Y lo hizo de la mano del que fue uno de los más importantes promotores de este país: Luis García Cereceda, fallecido recientemente. Retomó la zona de los Lagos de La Finca, quizá una de las más nombradas en los últimos años en este país por la gente que ha ido a vivir allí. Personajes como Juan José Güemes, ex consejero de Sanidad de la Comunidad, el juez Garzón, el torero Francisco Rivera o el delantero Raúl (este ahora vive en Alemania, aunque mantiene la vivienda allí), tienen su residencia en esta urbanización.

Para este arquitecto, conocido mediáticamente por haberle hecho las casas a más de un famoso del papel couché, Pozuelo, cuando se marchó era un pueblo y ahora lo ve como una ciudad en la que hay una gran calidad de vida.

¿Por qué regresó a Pozuelo?

Dejé a todos mis amigos y rompí con toda mi vida aquí cuando me fui a estudiar la carrera. No regresé aquí hasta que Luis García me convenció para viniera a Pozuelo a atender sus negocios. Y en concreto, La Finca, un modelo urbanístico que ha tenido muchísima importancia entre los rofesionales de la arquitectura. Le llamaron de todas las partes del mundo para aplicar el modelo urbanístico: Emiratos Árabes, China... Luis era un promotor atípico, ya que dejó lo mejor de su promoción para el final. Esto lo hacen pocos, pero él lo hizo.

Para Torres, Pozuelo se ha convertido en un referente en materia arquitectónica y social, ya que antes “la gente se compraba un terreno y se hacía una casa. Ahora no. Esta tendencia ha cambiado. Primero con las casas que hizo Martín Caballero (arquitecto que hizo el primer modelo de casas de La Finca), que todo el mundo conoce”. Señala que con este proyecto lo que se ha buscado y se ha conseguido es la excelencia, “a pesar del riesgo que corría el empresario”, ya que cambió el diseño de las casas, evolucionándolas.

En su conversación, Torres hace hincapié en cómo Pozuelo de Alarcón se ha ido superando en materia de arquitectura residencial hasta convertirse en un modelo de referencia mundial, “lo que le da a Pozuelo un protagonismo muy importante”.

En su memoria, la imagen de lo que era antes el pueblo. Recuerda así como iba de pequeño con su madre a la pescadería, al mercado. “Lo recuerdo como un pueblo”. Hoy es una ciudad “con muchas cosas reseñables”.

¿Cómo cuáles?

Pues es el municipio con mayor número de zonas verdes de España, lo que dice mucho del Ayuntamiento y de la labor que está realizando. La calidad de vida es fantástica, hay muchas zonas para los niños, donde ellos pueden jugar tranquilamente. La verdad es que para las familias vivir aquí es fantástico. Es mi hábitat, lo que pasa que ha crecido de tal manera que aun hay cosas que desconozco.

Cuando se le pregunta por cómo ve a la gente de Pozuelo señala una cosa que no le gusta demasiado, pero que está ahí: “la gente de hoy nos hemos convertido en egoístas. Quienes vienen aquí lo que buscan es estatus”.

No sólo es La Finca?

A Joaquín Torres, está claro, lo asociamos a La Finca. Sobre todo por esa parte más pública de este arquitecto que ha salido en todos los medios de comunicación. Incluso tuvo un programa en la televisión en el que enseñaba casas de famosos. Él se defiende, ya que parece que lo único que ha hecho es casas a tres futbolistas, lo que no es cierto, “pero el mundo del fútbol tiene tal peso mediático que le quita importancia a todo lo demás que hayas hecho”.

Ahora tiene muchos proyectos, sobre todo residenciales. Aunque reconoce que el momento es malo, está realizando viviendas en Monte Gancedo. “Igualmente, queremos hacer algo a nivel institucional con el Ayuntamiento, pero con calma”, asegura.