10-07-2018 11 a.m.

JULIO 2018  /  ENTREVISTAS

Manuel Barranco

10-07-2018 11 a.m.

Un poeta tras la barra
Por Carmen Millán

Cierto que las apariencias engañan, que a veces nos quedamos con lo que nuestro ojo ve, que no profundizamos en quien conocemos, que vamos acelerados y en este trajín de vida nos perdemos vivencias únicas pero sobre todo nos perdemos a  personas maravillosas.

Una de estas personas a las que me refiero es un chico de Pozuelo que todos los días podemos verle trabajar en el restaurante familiar conocido por todos Bar Barranco, dando gloria a sus clientes y con una sonrisa entre inocente y tímida. Pero lo que pocos saben, es que entre servir, atender y recoger se encuentra un poeta que escribe detrás de la barra, que coge apuntes de lo que le va surgiendo de su imaginación y que ya ha publicado varios libros, Manuel Barranco Roda o Lolo para los que tienen la suerte de  conocerle  en profundidad.

—¿Cómo trascurre tu día?
Trabajo en el restaurante familiar diariamente desde hace tiempo, pero mi pasión es la escritura y cada vez que tengo un hueco escribo, ya sea detrás de la barra esperando entre cliente y cliente o cuando llego a casa.

—¿Siempre en Pozuelo?
Sí, esta es mi vida, donde he nacido y al cual adoro, es mi pueblo.

—¿Desde cuándo te apasiona este mundo?
Desde pequeño, yo era un niño muy tímido y la escritura era una manera de contar mis pensamientos, mis sentimientos sin tener que enfrentarme. Escribía como vía de escape, sin pensar en si se me daba bien o mal, sin ninguna intención más que la de expresarme.

—Siendo tan tímido ¿Cómo te lanzas al público?
Tengo un hada madrina en Pozuelo, fue ella quién tiró de mí y quien me dijo que tenía que hacerlo de manera formal. Creyó en mí.

—Y tu familia ¿Qué opina?
Me apoyan e incluso me hacen sugerencias de lo que puedo escribir. A mi padre le encantan los poemas taurinos.

—¿De dónde viene el nombre de Lolotónico?
Es una broma con una amiga a la que quiero mucho, amor platónico. Esto me hizo gracia y me lo adjudiqué.

—Tienes tres libros publicados…
Sí, he tenido la suerte de que se fijara en ellos una editorial y me los publicara. “Telaraña en el tiempo”, “La luna te mira desde el otro lado” y “La rutina convertida en poesía”. También colaboré en un libro conjunto llamado “Escritores por la naturaleza”

—¿Sobre qué escribes?
Soy autodidacta no baso mi escritura en ningún poeta. Escribo sentimientos no  palabras, escribo mi verdad.

—¿Qué es Escritores por la Naturaleza?
Una recopilación de textos de poesía, relato…Esta idea surgió de un grupo de siete personas que semanalmente nos reunimos  los lunes en Húmera, creando un club de escritores que empezamos a movilizar Cuca Cabezón y yo. Siempre son tertulias relacionadas con la naturaleza. Se creó hace un año.

—¿Cuál es vuestro objetivo?
Sensibilizar, estamos rodeados de naturaleza, de parques… pero no estamos concienciados con ellos. Queremos aportar nuestro granito de arena. Estamos abiertos a todo el que quiera venir a conocernos y quiera aportar, quiera hacer poesía o simplemente escuchar.

—Has participado en varios concursos literarios ¿Recibiste un premio de uno de ellos en Pozuelo?
Participé en el concurso “Crea Pozuelo de Alarcón” en el año 2007 y obtuve un Accésit. Que ganes algo en el municipio en el que vives siempre es gratificante. Me apunté de milagro y gracias  al empeño de una buena  amiga.

—Hace poco hiciste la presentación de tu último libro
Sí, se organizó en la Plaza del Padre Vallet en el bar La Aurora, con muy buena acogida y rodeados de amigos. Fue una buena tarde y conté con mucho apoyo. También estuvimos firmando libros en la Feria del Libro en Madrid.

Alguien que escribe sus sentimientos a las personas que sabe que no volverá a ver por el motivo que sea y necesitaba contárselos, que escribe sobre su rutina de la cual piensa que no deja de ser arte el sobrevivir cada día. Familiar, orgulloso de sus padres José Barranco y Dalia Roda en cuyos libros sale alguna de sus ilustraciones.

Un pozuelero que tras una barra esconde la mejor de las poasías.   Ω