08-07-2015 11:02 a.m.

JULIO 2015  /  ENTREVISTAS

Vuelven a la carretera

08-07-2015 11:02 a.m.

Los componentes de los pozueleros 4 ways to 1 regresan con nuevo disco y con más fuerza para afrontar una gira que le va a llevar por toda España. La vocalista, Eysha, participó en la última edición de La Voz y protagonizó el mejor duelo del concurso

Sven y Eysha están llenos de fuerza y ganas con este nuevo proyecto con el que les enseñarán a sus seguidores unas canciones llenas de sentido y sentimiento. Mientras escuchamos el single Nada más (seguro que sorprenderá), Sven nos comenta cómo se plantean la nueva gira, que ya han comenzado. “Madrid, Torrejón, Móstoles, Pozuelo (día 16 en la pizzería Carlos), Denia, Cáceres… Son muchos sitios en los que tendremos la oportunidad de enseñar nuestro trabajo”, señala con una sonrisa en la cara, mientras continúa señalando que “continuaremos en septiembre por Sevilla, Salamanca, Huelva, Guadalajara o Málaga. Estos son algunos de los sitios en los que se nos podrá oír (lo subirán a sus redes sociales), pero seguro que hay más”, nos dice.

La principal novedad es que van a sacar su segundo disco sobre esas fechas, probablemente a finales de septiembre, principios de octubre. “Llegará con muchas novedades, con canciones en español y con mucho sentimiento”, nos dice Eysha, que asegura que “a nivel de grupo nos ha venido muy bien lo de La Voz. No solo a nivel particular porque es mi cara la que se ve, sino que para el grupo también ha sido muy positivo. Un artista sin músicos no es nadie y todo lo que estamos evolucionando es porque somos un grupo. Somos como una familia”, comenta. En 4 ways to 1 ella está arropada por Sven en la guitarra y Richi (no ha podido acudir por otro compromiso previo) en el bajo.

Ahora lo que tienen son muchísimas ganas, “más que en el primer disco. Ahora sabemos cómo tocar, lo que va a hacer cada uno. Ahora disfrutamos mucho. Antes íbamos con miedo a la reacción de la gente. En el escenario vamos mucho más seguros que cuando empezamos. Al final es el público quien agradece tu seguridad” comentan casi al unísono Sven y Eysha.

Una familia

Son como los grupos de antes. Los músicos eran más músicos en los setenta que ahora. Esa es una de las reflexiones que hace Sven, y añade que el nuevo disco es “muy familiar. Lo hemos hecho entre los tres, en común. Lo repasamos en global y en individual. Hemos conseguido una madurez profesional”.

Son ellos mismos los productores de su nuevo producto, aunque han encontrado el apoyo en la gestión con David Bald, un joven empresario que cree en el trabajo que hacen estos chicos. Él es el propietario de la pizzería Carlos en Pozuelo y aunque le tiene mucho respeto al mundo de la música, no le tiene miedo a conocer nuevos productos. “Es como cuando probamos un vino nuevo. Lo primero que hacemos al saborearlo por primera vez y nos gusta es decir: ‘vamos a comprar todo lo que podamos’”, parafrasea David, que se ha convertido en un miembro más de esta familia musical.

Un producto más comercial

Hacen una pequeña comparación con el anterior trabajo y llegan a una conclusión. “Es más comercial, pero no en el sentido que hay ahora. Lo que hemos querido hacer es que entre más por el oído a la gente. Por eso hemos hecho varios temas en español. Es un producto profesional en el que tenemos que combinar todo. Hemos evolucionado mucho sabiendo que al público le gustará nuestra música”, señala Eysha.

Carlos ha tenido mucho que ver en esta evolución. Está convencido de que tenían que dar un pequeño paso adelante para dar lo que la gente demanda. Lo que sí han descubierto en sus primeros bolos es que al público le ha gustado mucho lo nuevo, pero también su primer disco. “Es más popero y melódico. A nivel musical va a entrar mejor al oído”, concluye.

Paso por La Voz

La participación de Eysha en el concurso de La Voz se puede resumir como la mejor batalla que ha habido hasta ahora en este talent show. Fue con Marcos, uno de los finalistas de esta edición y la verdad es que el jurado lo tuvo bastante difícil. Ella lo tiene claro: “nunca te imaginas que pasas un casting de 15.000 personas. Yo iba diciendo en cada uno que pasaba que al siguiente me quedaba. Con las voces que vas escuchando… y de pronto te ves en el escenario… La experiencia fue maravillosa y aunque los nervios te comen y el escenario te presiona mucho, creo que no lo hice mal y eso siempre es promoción para el cantante y, en nuestro caso, para el grupo”, señala Eysha.

Además, se lleva el trato tanto profesional como personal de todo el equipo que hay allí. A su coach, Alejandro Sanz, lo define como una persona fantástica. “Muy profesional cuando hablábamos de la música. Me dirigía y me decía por dónde debía ir y cómo tenía que hacerlo. Y fuera también. Es muy cariñoso. Me pudo el primer día como mote la canija y así me terminó llamando todo el mundo”, nos dice.   Ω