06-02-2019 8:41 p.m.

FEBRERO 2019  /  EL BAÚL DE KATY

Emiliano Suárez:

06-02-2019 8:41 p.m.

“Me considero un creativo innato y un artista honesto”
Por Katy Mikhailova
Imagen Ricardo Rubio

Viaje al baúl de las emociones, la creatividad y las vivencias de uno de los directivos y artista más vanguardistas del momento, cuyo nombre representa una de las sagas familiares más importantes de la industria de la joyería de España.

Nos encontramos con él en la oficina de su última aventura empresarial, Do The Right Thing, una agencia de negocio creativo, ubicada en pleno centro de Madrid. Llega sobre un patinete eléctrico y sin perder la elegancia en su indumentaria y con el carisma que le caracteriza, nos saludamos y comenzamos a charlar.

Emiliano es de esos emprendedores natos: goza de una enorme  capacidad de adaptación a cualquier proyecto. Escenarios empresariales y artísticos que él mismo provoca. Seguramente a causa de esa personalidad excesiva que ahora está empleando como nunca antes para cumplir el sueño de hacer lo que le gusta.

Lo mismo fue capaz de liderar la dirección de comunicación y marketing (departamento que él mismo integró en la empresa familiar) del grupo SUÁREZ, que tener un restaurante de alta cocina tradicional en plena Castellana (PUNK BACH); o decide darle rienda suelta a ese alma en búsqueda de belleza visual y musical a través de la fotografía (como su proyecto TEXTURAS) o su aventura OPERA GARAGE, como productor y director de escena.

Respecto a esto último, hay que decir que Emiliano es un gran experto en este género musical, amén de que la naturaleza le regalara una voz privilegiada que, como él mismo me cuenta “podría haberme dedicado al canto”.

Inquieto, dinámico, impulsivo, demasiado directo y generoso, así es el nieto del fundador de la gran casa de lujo, quien reconoce tener muy poco tiempo libre, ya que lo invierte en seguir formándose: “mis carencias las suplo con el ímpetu de tener exceso de información sobre todo lo que me interesa”.

Una agencia creativida, un proyecto fotográfico y ópera en garajes
Inmerso en tres aventuras paralelas, TEXTURAS es un proyecto fotográfico del que, además de exposición, se ha editado un pequeño libro que recopila las diferentes texturas de Nueva York y próximamente hará lo mismo con La Habana. “En las texturas encuentro la paz artística. Y con ella, se van los complejos que te atrapan”, revela.

Lo innovador, en este caso, es el fenómeno de fotografiar una misma textura a través de dos cámaras, una digital profesional y la del último modelo de iPhone: “puedo contar mi historia con más belleza  y verdad con un smartphone que con una cámara tradicional”,

Por otro lado, OPERA GARAGE es la historia de un fracaso transformado en éxito. En su momento trató de hacer la famosa ópera ‘La Bohème’ en un teatro convencional en La Coruña, pero no obtuvo los resultados esperados. De ese germen y presentando su exposición de fotos en un garaje en Bilbao, le vino una idea brillante a la cabeza: “Me dije, ¡mi Boheme esta aqui! y decidí llevar ‘La Bohème’ a este tipo de espacios alternativos”. Es, en suma, otra forma de crear ópera pero con un gran nivel en espacios alternativos. “Me considero un creativo innato y un artista honesto”
confiesa.

Y esa tercera aventura, paralela e integradora de las dos mencionadas (además de formar parte del Consejo de Administración de SUÁREZ y ARISTROCRAZY), se llama DO THE RIGHT THING. Que, aunque de difícil pronunciación, se está posicionando como una de las agencias más vanguardistas del momento.

De Suárez a Aristocrazy: la expansión de algo más que una empresa familiar
Emiliano Suárez Faffian fundó la joyería en 1942, abriendo la primer tienda en Bilbao de escasos 20 metros cuadrados. Sus hijos Benito (padre de Emi) y su tío Emiliano, apellidados Suárez de la Villa, continuaron con la expansión de la marca.

Los hermanos de Emiliano, Gabriel y Juan Suárez Pascual también están ligados a la empresa: el primero, es el Director Creativo de SUÁREZ, y, el segundo, Director Ejecutivo de ARISTOCRAZY.

“Trabajar codo a codo con la familia es precioso”, confiesa. “Con mi padre no tengo rasgos de similitud en la personalidad,  somos tremendamente diferentes”, responde a mi pregunta del parecido que encuentra con su progenitor. “Aunque, en cuanto a los valores, me gustaría tener los mismos, es un hombre extremadamente honrado y generoso”, añade. Y es que reconoce que su personalidad tiene más que ver con los Pascual (la línea materna) que con los Suárez. En cuanto a su tío Emiliano, desvela que ha aprendido valores como la disciplina y la exigencia: “sin trabajo no hay recompensa”.

Pero antes de desembarcar en la agencia, fue partícipe de la exitosa creación de la marca ARISTOCRAZY: “tras mucho pensarlo, decidimos comenzar la expansión empresarial, creando una nueva gran marca de joyería accesible, para adaptarnos a las tendencias del mercado, ampliando nuestro target”.

Aunque se empezara a gestar en 2005, no fue hasta 2010 cuando empezó a ver la luz este ambicioso proyecto que decora los cuerpos de miles de mujeres a precios accesibles para todos los públicos y con diseños divertidos y originales. “A mí se me encomendó la creación de una plataforma de marca. Fue un trabajo en el que pusimos los cincos sentidos. Unos años de gran ilusión.

ARISTOCRAZY ha marcado un hito en la historia de la pasarela internacional de la moda, (la MB-Fashion Week Madrid, lo que fue la Pasarela Cibeles), siendo la primera marca de joyas que  desfilo sobre una pasarela de moda internacional. “Si por mi fuera, seguiría haciendo el desfile”, confiesa.

“Recuerdo esta época con mucha ilusión, al desarrollar además una marca al lado de mis hermanos. Crear una marca con luz propia y nuevo aroma era una oportunidad de demostrar que podíamos hacer mucho más.

—¿Ser Emiliano Suárez, y llevar el apellido que da nombre a la empresa familiar, nunca te ha generado ningún complejo por ser “hijo de”?
En general, soy un hombre de pocos complejos. Me encuentro en un estado vital en el que paso de esas cosas. 

—¿Qué has aprendido de las joyas, de los materiales más puro y deseados, para aplicarlo a tu proyecto artístico de ‘Texturas’?
Mucho. 20 años dedicado a la empresa familiar, me ha permitieron fundar el departamento de comunicación, y posteriormente de marketing, que tenía (y sigue teniendo) el objetivo de la venta de nuestro producto. Un proceso en el que había que demostrar que se podía llevar a cabo. Y yo lo conseguí. Ahora, parte de la consultoría estratégica la realizo desde fuera de la empresa.

—Sorprende que seas capaz de desempeñar un rol en la dirección, así como dedicarte al arte y la creatividad...
Puedo con todo. El talento ejecutivo se puede pagar, el creativo no tiene precio.

—¿Te consideras artistas?
Sí. (Contesta con seguridad). Incipiente y humilde pero artista.

—¿Qué es el arte?
Es una forma de dedicar tus mejores ideas a proyectos relacionados con lo emocional y creativo. En mi caso, son sueños que tenía almacenados en mi subconsciente, Pero ahora no guardo los sueños, y prefiero hacerlos realidad desde la fuerza, la decisión, la personalidad.

—¿Cómo funciona tu proceso creativo?
Me viene bien la disciplina, el orden, el equilibrio, y desde aquí creo el mejor disparate. En cambios, desde el otro lado pienso una idea potente, pero no logro llevarla a cabo.

Durante esta conversación, partida en dos tardes, he ido descubriendo la existencia de 2 ‘Emilianos’. Cual relación dialéctica al más puro estilo de Heráclito, existiendo un Dionisos y un Apolo, un primer Emiliano estaba anclado en una joya rutinaria, llevando una vida con la que no estaba a gusto; y un segundo Emiliano racional y disciplinado. Y, aunque Friedrich Nietzsche decía que “hace falta tener caos dentro de uno mismo para sacar a la luz la estrella danzarina”, la musa a Emiliano le pilla trabajando, previa disciplina.

Hubo una primera etapa en la que, tal como él mismo cuenta, “no quería dejar al Emiliano más caprichoso e irresponsable”. Y toda esta situación le restaba, llegando a verse afectada incluso su salud: “llegó un momento en el que no podía llevar ese estilo de vida, me faltaba un valor añadido que era la estabilidad emocional”.

—¿Cómo rompes con ese Emiliano? ¿En qué momento sucede esa ruptura?
Para romper drásticamente tienes que tocar fondo y empezar de nuevo.

—¿Y cómo se gestó ese Emiliano caótico?
Con veintipocos años tenía todo. Imagínate. Todo aquello que tocaba, tenía cierto éxito. Eres una personalidad reconocida, con un buen sueldo… no lo supe diferir. No he sido nunca un loco, pero sí he tenido mucha prepotencia.

—Y después…
Un día te pregunta ‘¿para qué?’. La sucesión de malas sensaciones, de ruidos, de problemas sin resolver, la ansiedad vital. Todo esto es basura, se anda mejor por la vida con otra actitud.

—¿Cómo decidiste ponerle fin a aquello?
Buscando y trabajando duro en encontrar estabilidad emocional. Mucho coaching, cambio de hábitos, horarios, actitud, ilusión, estabilidad.

—¿Crees en Dios?
Mis padres me han educado en un moderado  Catolicismo. A partir de ahí he desarrollado mi propia personalidad. Ahora me declaro ateo, aunque completamente respetuoso. La Iglesia es un canal trasnochado y lleno de cuestiones discutibles. La ética y la conducta que hay detrás de la Iglesia se puede poner en duda con facilidad leyendo libros de historia o los periódicos.

—¿En qué crees, entonces?
En nada. Pero admiro a las personas que creen en el mas allá.

—¡Qué triste!
Sí. Es triste. Sería más tranquilizador tener donde reposar esos pensamientos. La muerte es una certeza. Todos tenemos el instinto de la supervivencia y la motivación de buscar la felicidad. Me agarro a eso como un clavo ardiendo.

—Has sacado mi tema preferido. ¿Qué es para Emiliano la felicidad?
La sonrisa y la carcajada permanente no existe. Todos los días hay que hacer un esfuerzo para ser feliz. Y la humildad es muy importante. Hay que fijarse objetivos para que todos los días sean un reto. Felicidad es sinónimo de ilusión.

—Pareces feliz, ahora que “Emiliano dionisíaco” ha desaparecido... o eso parece.
Estoy en un momento de plenitud. Estoy cerca de la felicidad, ahora que me he reivindicado como creador y manejo mi vida con criterio.

—¿De dónde emana esa creatividad, ya que rechazas la idea de una fuerza superior?
Es innata, pero se cultiva con interés e inquietud. En mi caso, la creatividad tiene mucho que ver con la intuición. Mi verdad es intuición creativa, que, durante mucho tiempo, ha estado en la sombra.   Ω

Más artículos

Un hijo que lo da todo

13-05-2015 11:04 a.m.

Susana Cañil

12-12-2014 10:55 a.m.

Porsche Boxster

16-10-2014 8:16 p.m.

Modestia Aparte

14-10-2014 9:53 a.m.