07-02-2019 10:22 a.m.

FEBRERO 2019  /  EDUCACIÓN

ORPEA apuesta por las relaciones intergeneracionales

07-02-2019 10:22 a.m.

Grupo ORPEA colabora con Adopta Un Abuelo para impulsar un programa intergeneracional

Grupo ORPEA colabora con Adopta Un Abuelo para impulsar un programa intergeneracional de acompañamiento. Se trata de encuentros entre jóvenes voluntarios y mayores residentes en los centros de ORPEA. 

La colaboración con Adopta Un Abuelo arrancó en 2015. En el primer ensayo piloto, que tuvo una duración de seis meses, ambas entidades comprobaron el potencial de las relaciones intergeneracionales y los beneficios que aportan a ambas partes. ORPEA Aravaca y ORPEA Loreto fueron los primeros centros residenciales de toda España en sumarse a esta iniciativa. Actualmente, colaboran 18 centros ORPEA donde más de 150 jóvenes voluntarios acuden semanalmente a visitar a su abuelo adoptivo. No obstante, el programa Adopta un Abuelo continúa extendiéndose por los más de 40 centros que ORPEA tiene repartidos por la geografía española.

Esta iniciativa permite a los jóvenes compartir su tiempo con personas mayores, que se convierten en maestros de vida. Se trata de un proyecto de labor social que conecta generaciones y con el que todos ganan. Los mayores se sienten acompañados, escuchados y queridos, y reciben una buena dosis de vitalidad y alegría. Por su parte, los jóvenes aprenden valores y experiencias durante las visitas, que les enriquecen y ayudan a tener una mejor perspectiva de la vida. Además, los voluntarios desarrollan habilidades como la paciencia, la empatía o la escucha activa.

“La autoestima de los residentes aumenta, se vuelven más participativos y más sociales con su entorno. En definitiva, este tipo de actividades contribuyen a mejorar su bienestar y su calidad de vida”, asegura  el director de Marketing de ORPEA, Ricardo Buchó. El programa contribuye también a mejorar el nivel emocional y conductual de los mayores. De hecho, los profesionales de los centros constatan que estos encuentros logran reducir el índice de depresión en las personas mayores. Por tanto, Adopta un Abuelo tiene una clara repercusión positiva en la salud física y emocional de las personas mayores que participan en él.

Gran parte del éxito del programa se encuentra también en el trabajo de los profesionales de los centros ORPEA, que creen en el proyecto y se implican en su desarrollo.

Toma de contacto
Tras superar una exigente formación, que profesionaliza el voluntariado en el ámbito de las relaciones intergeneracionales, llega el momento del primer encuentro. Los voluntarios se reúnen con los residentes para conocerlos y saber sus gustos y aficiones. Es emocionante comprobar cómo ambos disfrutan desde el primer momento, así como la naturalidad con la que nace la amistad entre dos generaciones diferentes.

Cada residente que participa en el programa es acompañado una vez por semana, durante, al menos, nueve meses, por dos voluntarios para no crear dependencia emocional del mayor hacia los jóvenes y para que haya continuidad si uno de los voluntarios no pudiera acudir una semana. Además, las conversaciones son más fluidas cuando participan tres personas.

Las visitas son siempre en la residencia, a excepción de aquellos mayores que, con permiso del centro, pueden salir a dar un paseo o tomar café con sus “nietos”.

Cada vez son más los voluntarios que quieren colaborar desinteresadamente en la función de acompañar y escuchar a sus abuelos adoptivos. Además de un programa de acompañamiento, Adopta un Abuelo pretende recuperar el valor y la dignidad de los mayores cuya vida y experiencias merecen ser compartidas. El éxito, por tanto, está asegurado.

Más artículos

Manolo Carrasco:

05-11-2016 9:42 p.m.

Organizando la Boda

12-04-2016 9:52 a.m.

Paseo en dron por Pozuelo

04-12-2015 8:06 p.m.

Reserva tu mesa

17-02-2015 6:54 p.m.

Juguetes nuevos para los niños

09-10-2014 7:56 p.m.

Asfaltando la ciudad

28-08-2014 12:56 p.m.