19-09-2014 11:32 a.m.

FEBRERO 2014  /  ESPECIAL

Abriendo puertas al futuro

19-09-2014 11:32 a.m.

Pozuelo de Alarcón cuenta con una amplia oferta educativa en la que cada centro aporta su valor añadido para el desarrollo de los alumnos. La Asociación de Familias Numerosas del municipio ve bien el trabajo que se está realizando. Te damos una serie de trucos a la hora de elegir colegio para tus hijos. Los grupos políticos también opinan sobre la educación.

Cerca de 20.000 jóvenes llenan cada año las aulas de los centros educativos de la localidad. En total, más de una veintena, situando a Pozuelo como uno de los municipios con mayor oferta educativa de la Comunidad. Allí, no sólo estudian materias sino que se desarrollan como personas complementando la labor que realizan las familias como agente social. Con ese objetivo, cada año, los padres buscan las mejores opciones para sus hijos. El idioma (no ya solo el inglés, sino que buscan un segundo idioma), la música, el deporte…

Por eso, por el amplio abanico de posibilidades, Pozuelo se ha convertido en un referente en materia educativa. Todos los centros, desde las escuelas infantiles hasta los colegios e institutos muestran un valor añadido que es por el que se deciden los progenitores a la hora de matricular a sus hijos. En Pozuelo IN queremos mostraros la mejor oferta que hay, así como la opinión de referentes en la sociedad municipal.

En un punto de inflexión

Actualmente, nos encontramos en un momento en el que la educación se encuentra en pleno proceso de transición hacia un cambio sin retorno del paradigma educativo, todos los colegios en España observan qué pasos dan los colegios de nuestro municipio.

El futuro de la educación privada en Pozuelo es, todavía, una incógnita. Ante la situación de crisis actual en la que han bajado tanto los salarios (y el poder adquisitivo de las familias), como el índice de natalidad, muchos colegios privados se han visto obligados a replantearse su modelo educativo y a redefinir su propuesta pedagógica.

Actualmente, privados y concertados compiten en tres frentes: la educación bilingüe, donde los profesores nativos se han convertido en el elemento diferenciador; la tecnología, que viene con fuerza ahora que los iPad han demostrado ser una fantástica herramienta educativa, y la metodología. Ésta última es, sin lugar a dudas, la más importante. Hay una serie de colegios que, desde hace casi diez años, introdujeron en sus aulas el Aprendizaje Cooperativo. Actualmente, esta innovadora metodología se ha consolidado gracias a los altos resultados académicos obtenidos en pruebas estatales, por un lado, y a la facilidad con la que los alumnos consiguen aprender. El secreto de esta metodología es su base, diseñada de forma que el cerebro aprenda de forma natural. Creando espacios brain-friendly y potenciando un aprendizaje social, estos colegios han creado tendencia.

Existe un cuarto frente, el más innovador y prometedor de todos, que ya están trabajando en colegios como el Liceo Sorolla: cambiar el modelo basado en la enseñanza a otro basado en el aprendizaje, donde el alumno es el protagonista activo y el profesor, clave para el cambio, es un guía, un facilitador, un preparador… Desde hace tres años se han lanzado al mundo de la investigación pedagógica y, en colaboración con Tomás Ortiz, director del Departamento de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid, conducen programas de Neurociencia aplicada al Aprendizaje que incrementan los niveles atencionales, concentración y funciones ejecutivas de los alumnos.

La calidad, no solo en los colegios

La oferta educativa del municipio no se detiene en los centros escolares. Academias de inglés, de natación, de música, de coaching… Ellos también marcan pautas para el desarrollo de los alumnos, ofreciendo una calidad máxima, como la que presta la Academia de alemán Sprachschule Drebing que se refuerza con la ayuda de grupos reducidos, atención personalizada, técnicas dirigidas e interactivas y un profesorado nativo y cualificado. O Humanit.as, donde se aprende ingles divirtiéndote, ya que entienden que el aprendizaje no se debe asociar con el aburrimiento.

Otro de los centros de formación que apuestan por la calidad es Curreen English Bussiness School (CEBS), que surge de la necesidad de continuar dando una formación de calidad a altos ejecutivos, managers y empresas más allá del dominio de la lengua inglesa, tanto en ámbitos profesionales (English for Business) como generales.

Con esta metodología de aprendizaje, los coach (todos certificados por la Internacional Coach Federation) te enseñan a mejorar tu rendimiento, a esclarecer tus objetivos, rentabilizando tu gestión del tiempo, potenciando tus habilidades y tus fortalezas. Porque el coach ha sido formado para acompañarte en tu proceso de cambio. Mediante herramientas y dinámicas personales y de equipo que te harán conseguir tus objetivos, haciéndote “brillar” y mejorando tus habilidades.

La mayor diferenciación es que su profesionalidad le ha llevado a crecer de una empresa dedicada solo al mundo del coaching a formar una escuela de negocios. La directora y propietaria Tessa Aparicio Curreen lleva dedicada al mundo de la empresa hace más de 35 años, liderando equipos y formando ejecutivos. Ahora, acaba de dar un paso adelante abriendo la Escuela de Negocios CEBS en su nuevo centro, carretera de Húmera, 9 (chalet), donde además de continuar con temas de coaching, impartirán cursos de Comunicación, de Negociación o Protocolo, entre otros.

Una nota positiva

AFAN es una voz autorizada en el municipio.Con más de 1.500 asociados, la Asociación de Familias Numerosas de Pozuelo (AFAN), presidida por Alberto Echegaray, puede dar su opinión sobre la educación en el municipio.

En una reciente y pequeña muestra realizada entre sus asociados, cabe resaltar que la valoración general de la educación en Pozuelo es positiva. Creen que el nivel académico que se imparte es bueno. Lo mismo opinan de la educación en valores de los alumnos  y de la cantidad y calidad de las actividades extraescolares que ofrecen a sus hijos.

Respecto a las instalaciones y servicios extra que dan (comedor y transporte) los asociados de AFAN también muestran su conformidad con lo recibido, ya que opinan que tanto las instalaciones de los centros como el almuerzo que dan es bueno. Respecto al transporte, también muestran una opinión favorable, aunque en menor número. Quizá sea porque ellos mismos son los que acercan a sus hijos al colegio.

Tanto el presidente de AFAN como Isabel Maldonado, vocal de la junta, aseguraron que “no tenemos quejas de los padres respecto a la materia de Educación en la asociación. Normalmente es cuando las cosas no funcionan cuando hay más repercusión de los temas. Y en esta materia, no es así, ya que no hay demandas por parte de los asociados”. Desde AFAN luchan por todo lo que le piden sus miembros (lo hicieron con el tema del  IBI). “La opinión general es positiva. La gente no nos plantea problemas sobre Educación”, señala Alberto.

Si destacan la gran calidad y oferta que hay en el municipio. Son cerca de 20.000 plazas de las que 5.000 son públicas, 6.000 concertadas y el resto privadas. “Y la gran mayoría de las familias numerosas tienen a sus hijos en edad escolar”, señala Isabel, que destaca el hecho de que “el principal descuento que hay es en la escolarización del tercer hijo, aunque también hemos hecho otras cosas puntuales, como la campaña que hicimos este curso con el material escolar para los alumnos, con el objetivo de que no le faltaran libros a los alumnos que lo pidieran”, añade Isabel.

La visión política de la educación

En esta materia todos los partidos políticos tienen una opinión y una forma de desarrollarla y plantearla. Lo que no cabe duda es que todos buscan, desde sus cauces, lo mejor para el alumno.

Así, en el PP apuestan por un sistema educativo centrado en el alumno, “que persiga el objetivo de la calidad  y que respete la libertad de las familias. Creen en un sistema educativo que supere fallidos dogmas y recupere valores como el esfuerzo, el mérito y la dedicación. Un modelo educativo que permita la mejor formación y proporcione el máximo nivel de conocimientos. Un modelo educativo estable y duradero que cree las condiciones necesarias para que todos los jóvenes puedan desarrollar sus capacidades. Claro y coordinado, con contenidos homogéneos y que permita la evaluación externa de sus resultados”, asegura Félix Alba, portavoz del PP de Pozuelo.

Para las filas populares, la educación ha de ser de calidad pero también educación en libertad, porque entienden que sin libertad no habrá calidad. Y para ello, entienden que “es necesario que los padres tengan libertad para elegir el tipo de centro en el que quieren escolarizar a sus hijos: sea público, concertado o privado. Que sean los padres quienes puedan elegir el centro en el que quieren que se eduque a sus hijos, aquél en el eduque para ser libres y para ser capaces de pensar por sí mismos”, concluye Alba.

Por su parte, el portavoz socialista, David Cierco, pide al equipo de gobierno que” la educación pública sea una prioridad” y añade que “ha habido una reducción del presupuesto se concreta en programas de  ayudas escolares, de actividades, de becas, de premios, de inversiones, de material didáctico, de transporte, de ayudas para la manutención y de ayudas para mejores educativas”. Entienden que esta reducción ha venido junto a los incrementos en otras partidas que ven menos necesarias.  

Maite Pina, portavoz de IU en el ayuntamiento, entiende que lo que hay que hacer es “crear ciudades educadoras. Nos equivocamos si pensamos que la escuela es la única depositaria de la información o si pensamos que es el único lugar donde la información se puede transformar en conocimiento”, asegura Pina.

Entiende que “la escuela juega un papel clave en la construcción de valores y actitudes, pero hay que ser consciente de que es imposible que sólo desde la escuela se pueda abordar la complejidad de la sociedad de la información y del conocimiento. Otras muchas instituciones, y también la ciudad misma, tienen responsabilidades en la educación de los ciudadanos, señala y continúa diciendo que “es por esta complejidad del mundo en que vivimos, por lo que los agentes y ofertas educativas no formales tienen un fuerte protagonismo y la corresponsabilidad de educar pasa a ser de toda la ciudadanía. Es una dimensión que incluye como destinatarios a los habitantes de la ciudad que tienen acceso y aprovechan los bienes culturales. Es, en resumen, crear ciudades educadoras”, concluye.

Por último, el portavoz de la corporación magenta de Pozuelo, José Antonio Rueda, señala que “Pozuelo es un municipio privilegiado en cuanto a opciones educativas, y lo es en consonancia con el modelo social que representa. Hay gran diversidad en cuanto a educación privada, desde el nivel de 0 a 3 años hasta estudios de postgrado, pasando por los universitarios. Los centros de enseñanza pública, al menos en los niveles de enseñanza obligatoria, tienen un buen nivel, en buena parte gracias a la implicación de AMPAS y profesorado, dados los recortes que se están produciendo en el sector y existen también bastantes centros concertados, que son muy demandados en Pozuelo”.

Rueda sí demanda “un mayor apoyo en la enseñanza pública de 0 a 3 años que, no siendo obligatoria, consideramos que es fundamental para el desarrollo de nuestros hijos”. Para el portavoz de UPyD, “los precios en este nivel educativo han subido de manera alarmante, lo que hace que queden incluso plazas desiertas en las escuelas de Pozuelo”, señala.

Entiende que “desde el ayuntamiento se asumen pocas competencias en cuanto a educación, se mantienen las infraestructuras de los colegios, labor en la que no hemos detectado grandes deficiencias, aunque sí echamos de menos una mayor implicación en cuanto a eliminación de barreras arquitectónicas en los centros. También se ofrecen algunos servicios de apoyo educativo que consideramos que también deberían aumentar, al disminuir la colaboración que la consejería de educación proporcionaba en esta labor”, concluye Rueda.


 

Decálogo para buscar colegio

No hay trucos ni secretos que valgan: buscar colegio para los peques es todo un desafío, siempre, por mucha experiencia que tengamos. Ahí van algunas ideas que conviene tener en cuenta.
Es evidente que Pozuelo disfruta de una amplia y variada oferta escolar adecuada, sin excepción, a todos los bolsillos y preferencias. Así que tanto los que buscan colegio por primera vez como los que se plantean cambiar a otro tienen mucho y bueno donde escoger. Además, la legislación regional permite elegir sin mayores trabas. Con todo, y para apuntar con garantías, junto al “boca a oreja” de aquellos que ya conocen el centro de nuestras preferencias no está de más valorar algunas directrices:

1. Proximidad: no todos los colegios de la zona ofrecen rutas escolares, que lógicamente, y de haberlas, habrá que presupuestar y pagar aparte. Elegir un colegio que no quede en la otra punta de nuestro lugar de residencia es, a priori, una ventaja: más pronto que tarde nos sacará y sacará a nuestros hijos de aprietos.

2. Idiomas: cada vez es más potente la presencia del inglés en la educación de los niños. En nuestra localidad hay colegios, públicos, concertados y privados, que optan desde hace tiempo por la educación bilingüe español/inglés, y otros que potencian la enseñanza de la lengua anglosajona sin llegar a equilibrarla en la educación general. Y es que no todos opinan que aprender ambas lenguas en igualdad de condiciones es la mejor opción para la adquisición de conocimientos. Por cierto, hay colegios privados en Pozuelo que también ofrecen alemán, francés e incluso el cada vez más pujante chino.

3. Valores: hay centros que se caracterizan por su mayor disciplina o por una serie de valores y tradiciones, sobre todo familiares, que llevan por bandera y a término, trabajando para preservarlas generación tras generación. En este sentido, hay que tener claro que todos los centros del municipio son, por ejemplo, mixtos. Por otra parte, debemos tener claro si queremos que nuestros hijos se eduquen en un centro católico o en uno laico. No hay un mundo que los distancie entre sí, pero formación y rutina no son iguales. Por ley, en los laicos es posible matricular a los niños en la asignatura de religión, y cada vez es más frecuente que en sus instalaciones se efectúe además la catequesis para aquellos que tengan en mente la Primera Comunión.

4. Instalaciones: en términos generales, la oferta escolar en este capítulo es impecable. Pero no es igual un colegio con 40 años a sus espaldas que otro que apenas funciona desde hace una década. Y eso que los más veteranos, a menudo privados, son los que mayores espacios abiertos y campos deportivos suelen ofrecer para los muchachos. El servicio de comedor está completamente extendido, como sucede con los DUE (diplomado universitario en enfermería) y los gabinetes psicológicos y de orientación pedagógica.

5. Formación especial: algunos colegios públicos de la localidad cuentan con aulas especializadas en la integración de alumnos con trastornos de desarrollo. Otros hacen lo propio con chavales que acusan problemas locomotrices, hasta con aulas de fisioterapia.

6. Actividades extraescolares: cada vez más importantes para padres… e hijos, por este orden o el inverso. En conjunto, la oferta es abrumadora a partir de la creciente demanda en este sentido. Idiomas, refuerzo de asignaturas, deportes de todo tipo (tenis, fútbol, baloncesto, voleibol, atletismo, gimnasia rítmica y estética, natación y waterpolo…), clases de música, baile y ajedrez, etc. Eso sí, no en todos hay de todo, por lo que no está de más averiguar si el centro en el que hemos fijado nuestras preferencias dispone de esos opcionales.

7. Ampliación de horarios: un servicio matinal y vespertino no disponible en todos los colegios de la zona y que algunos echarán definitivamente en falta por motivos profesionales o personales. Algo parecido sucede con el uniforme, uno de esos “caballos de batalla” que algunos padres elogian por la facilidad en la logística diaria, y que otros rechazan.

8. Alumnos por clase y ciclos educativos: la media suele rondar 25 chavales por aula, pero hay centros que no tienen más de 20 y otros que suben a 27 ó 28, el tope por ley.

9. Precios: sin valorar libros, material escolar, seguros, comedor y clases extraescolares, entre otros, un centro público es gratuito. Los concertados (en algunos casos de titularidad privada, en otros propiedad de cooperativas) suelen costar entre 120 y 150 euros en concepto de donación mensual hasta la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), cuando la suma escala a unos 400 euros/mes. En los privados los precios son variables, pero estimativamente no bajan de 500 euros/mes por alumno matriculado.

10. Entrevista con la dirección: una vez centrados en el colegio o los colegios (no más de dos o tres) que nos interesen, una cita con sus responsables despejará dudas y nos permitirá conocer de primera mano aspectos del día a día que pronto afectarán a los chicos.