04-01-2018 9:30 p.m.

ENERO 2018  /  PSYQUE

La personalidad… ¿Dice quién soy?

04-01-2018 9:30 p.m.

La “Personalidad”, ¿Qué es la personalidad? ¿Qué tipos de personalidad existen? ¿Cuál es nuestra personalidad?, es un tema recurrente que nos  interesa a todos, nos intriga, incluso realizamos nuestros propios juicios acerca de las personas que nos rodean - Por Chiqui Rodríguez-Millán

Una gran parte de quiénes somos está determinada por nuestra personalidad. Se puede decir que la personalidad alude a todos aquellos  aspectos que nos caracterizan y distinguen a unos individuos de otros. Todos sentimos en cierta manera que tenemos una personalidad “Única e Irrepetible”, pensamos que “Somos genuinos”, “Distintos a los demás”, pues bien sigan con esta creencia porque ASÍ ES LO SOMOS, en cada uno de nosotros existe un universo interior maravilloso, singular y diferente. Sin embargo las diferentes y múltiples teorías nos hablan de rasgos comunes que tienen los distintos tipos de personalidad, lo que en cierta manera nos facilita encuadrarnos en una más que en otras.

Podríamos abordar el tema de las personalidades desde múltiples perspectivas, a lo largo de la historia han sido y siguen siendo innumerables los estudios empíricos realizados con el fin de identificar, e incluso podríamos llamar clasificar los diferentes tipos de personalidad.

Vamos a intentar identificar nuestra personalidad a través de las clasificaciones que establece el cuestionario “NEO-PI-R”, se trata de uno de los instrumentos más prestigiosos y utilizados para la evaluación de la personalidad “normal”. Su  estructura la forman los “Cinco grandes” factores de la personalidad: Neuroticismo, Extraversión, Apertura (a la experiencia), Amabilidad y Responsabilidad. Este cuestionario consta de 240 preguntas en una escala likert con cinco opciones de respuesta y que permite la evaluación.

Aunque la manera científica, correcta, seria y profesional de clasificar nuestra personalidad dentro de los “Cinco grandes” sería a través de la realización del cuestionario, por razones obvias que aluden a su extensión y tiempo, no es posible. Pero sí  les propongo jugar un poco e intentar identificar nuestra personalidad dentro de alguno de los perfiles que lo forman a través de la descripción de los mismos.

Factores de la personalidad
“Cinco grandes”
• Neuroticismo (N): este tipo de personalidad se caracteriza por cierta tendencia a experimentar sentimientos negativos como el miedo, la melancolía, la vergüenza, la ira, la culpabilidad y repugnancia. También son personas ligeramente propensas a tener ideas algo irracionales,  poco capaces de controlar los impulsos, afrontar peor que los demás el estrés y contar con emociones desorganizadas que interfieren con la adaptación.
Por el contrario los sujetos que puntúan bajo para este factor son emocionalmente estables, habitualmente sosegados, están tranquilos y relajados y son capaces de enfrentarse a situaciones estresantes sin sufrir alteración ni aturdirse.

• Extraversión (E): este es uno de los dos factores del NEO-PI-R que evalúa las tendencias interpersonales. Las personas extravertidas son por supuesto sociables, pero además también cuentan con otras características, son asertivos, activos, habladores y además de vincularse con la gente sienten preferencia por grupos y reuniones. Tienden a ser de carácter alegre y optimista, les gusta la excitación y la estimulación.

Resulta bastante sencillo señalar las características del extravertido, mientras que es bastante más complicado definir al introvertido, suelen ser individuos más reservados que huraños, independientes y más constantes que indolentes.

Los introvertidos prefieren estar solos, lo que no significa que sean tímidos y aunque no poseen el entusiasmo de los extravertidos no se sienten infelices o pesimistas.

• Apertura (O): aun siendo una de las grandes dimensiones de la personalidad, la apertura es mucho menos conocida que el neuroticismo o la extraversión. Son personas que se caracterizan por su interés tanto en el mundo interior como exterior y sus vidas están enriquecidas por la experiencia. Consideran nuevas ideas y valores no convencionales y experimentan tanto las emociones negativas como las positivas de manera más intensa y profunda que los individuos que se cierran. Los sujetos que puntúan en el polo alto de la apertura son poco convencionales, dados a cuestionar la autoridad y dispuestos a aceptar nuevas ideas éticas, políticas y sociales, pero a pesar de estas tendencias esto no significa que carezcan de principios.  

Las personas que puntúan bajo en esta dimensión tienden a preferir lo convencional en su comportamiento, lo familiar a lo novedoso y sus respuestas emocionales son en cierto modo apagadas.

• Amabilidad (A): esta es la segunda dimensión que junto con la extraversión evalúa las tendencias interpersonales. La persona amable es fundamentalmente altruista, simpatiza con los demás, está dispuesta a ayudar y cree que los demás sienten la misma satisfacción de hacer lo mismo.

Por el contrario la persona desagradable o antipática es egocéntrica, suspicaz con respecto a las intenciones de los demás y más que cooperar es opositora.

• Responsabilidad (C): el sujeto responsable es voluntarioso, perseverante y decidido. Digman y Takemoto-Chock (1981) se refieren a este factor como voluntad de logro. Altas puntuaciones en esta dimensión están asociadas con el buen rendimiento académico o profesional, son personas escrupulosas, puntuales y fiables.

Los que obtienen puntuaciones bajas son menos rigurosos y más descuidados en luchar por sus ideales.
Antes de terminar no podemos dejar de mencionar a uno de los referentes en el mundo de la psicología,  dedicó parte importante de su trabajo a investigar y conocer la personalidad humana,  Carl Gustav Jung,  médico psiquiatra, psicólogo y ensayista  suizo. Jung divide el mundo en dos partes con términos acuñados por él mismo, “introvertidos y extrovertidos”.

Para concluir permítanme realizar una reflexión personal y una pregunta. La personalidad es una cualidad abstracta, nuestra conciencia individual resultante de muchos factores intervinientes, la herencia, las circunstancias personales y la elección libre de lo que queremos exteriorizar y enseñar de nosotros mismos a los demás.

¿Es posible, y sólo planteo si existe la posibilidad, de que las personas no mostremos el total de nuestra personalidad por temor a que nos juzguen, a no mostrar nuestro lado más atractivo, a no ser entendidos, a que no nos escuchen, a que nos comparen….?

Aprovecho para desearles que en el 2018 se cumplan todos sus sueños.

Gracias.   Ω

Más artículos

Reestructuración municipal

20-03-2015 12:44 p.m.

Regalos, regalos y más regalos

12-12-2014 11:13 a.m.

Los sitios más IN

18-10-2014 8:07 a.m.

Un lugar para ensayar

13-10-2014 8:41 p.m.

Un olímpico en Pozuelo

01-09-2014 10:40 a.m.