11-01-2016 10:01 a.m.

ENERO 2016  /  ESPECIAL OCIO

Qué hacer en 2016

11-01-2016 10:01 a.m.

Año tras año, siempre que llega el mes de enero hacemos examen de conciencia y nos ponemos una serie de retos que el pasado año no cumplimos. Viajar, estudiar idiomas y cuidarse son apenas unos de los muchos desafíos que queremos cumplir. En unas ocasiones somos capaces de cumplirlo, pero en la mayoría de las veces el dinero, el desánimo u otros factores que consideramos imponderables, nos frenan en nuestras intenciones. Para que no te ocurra en este 2016 que acaba de comenzar, te propondremos unas ideas para que no tengas ningún problema en llevar a cabo

Viajar

Da igual que seas o no un ávido viajero con ganas de conocer el mundo. Lo seas o no, empieza por lo más cercano, como es tu país. Existen verdaderas maravillas para conocer y que, seguro, no has visitado porque “ya las conoces por internet”. Pues igual pasa con el resto del mundo. Puedes conocerlo por internet, pero siempre quieres ir a ese sitio tan maravilloso del que te han hablado. Prueba y empieza por aquí, luego puedes pensar en el extranjero.

¿Conoces Puente Nuevo? ¿Sabías que allí había una pequeña prisión? ¿El Palacio de Mondragón o la Casa Nazarí del Gigante? Pues que sepas que está en la serranía de Ronda, un lugar que, aparte de su magnífico Tajo, tiene unos sitios fantásticos por descubrir. Seguro que allí te quedas sorprendido.

Otro de las escapadas más recomendables es la de Oviedo. Allí podrás recorrer el casco antiguo que tanto ha recomendado el cineasta Woody Allen. O podrás visitar Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo y San Julián de los Prados, todos declarados como Monumento Nacional, así como los palacios de Santa Cristina de Lena, la Cámara Santa y la Foncalada, todos declarados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No te puedes perder el Teatro Campoamor, sede de los Premios Princesa de Asturias (conocidos anteriormente como Príncipe de Asturias).

Este recito, además, acoge durante los 12 meses del año lírica, convirtiéndose así en el único teatro español que lo hace.

No te tienes que desplazar mucho para nuestro siguiente destino: Cangas de Onís, un lugar paradisíaco enclavado en el valle de los ríos Sella y Güeña. Allí podrás disfrutar de la visita del Santuario de Covadonga. Desde aquí se inició la Reconquista a cargo del rey Pelayo. Covadonga es la puerta de entrada al Parque Nacional de los Picos de Europa. La basílica es un edificio estilo neorrománico. Al lado de la Cueva de Covadonga se encuentra la Real Colegiata de San Fernando, declarada Monumento Histórico Artístico.

Sin dejar atrás la cordillera cantábrica, es obligada la parada en Santillana del Mar, un pueblo que, según los dichos populares, es el pueblo de las tres mentiras porque ni es santa, ni es llana, ni tiene mar. Aparte de bromas, este es un lugar con mucho encanto y capaz de enamorar a todos sus visitantes. No ya solo por sus impresionantes paisajes, sino también por la cueva de Altamira, uno de los máximos exponentes del arte rupestre del paleolítico. Eso sí, si quieres visitarla, reserva pronto ya que sólo cinco personas a la semana pueden visitar esta cueva con el objetivo de preservar estos vestigios de arte rupestre. No obstante, puedes hacer una visita al Museo de Altamira, que te permite conocer el arte rupestre mediante recreaciones tridimensionales, realistas y con rigor de la cueva.

También puedes hacer un recorrido por la Santillana monumental: las torres del Merino y Don Borja (del siglo IX), la Casa de Leonor de la Vega o el Palacio de los Velarde. El mejor claustro barroco se encuentra en el Convento de Regina Coeli y es una visita que vale la pena hacer.

Idiomas

Uno de los principales requisitos que te piden a la hora de trabajar es el idioma. Y en la mayoría de las ofertas que oes encontramos el inglés es indispensable. Da igual que el español sea un idioma hablado por más de 550 millones de personas o que el chino se expanda por el mundo como una red de araña. El idioma que siempre piden es el inglés y, siempre nos encontramos con que es nuestra asignatura pendiente.

Por eso, si para este 2016 te has propuesto aprender la lengua de Shakespeare y dejar de formar parte del más del 47% de la población que confiesa que no tiene conocimientos sobre otro idioma que no sea su lengua materna, no dejes de seguir estos pequeños consejos.

Adquiere más vocabulario buscando sinónimos de palabras nuevas que vayamos aprendiendo y apúntalas en una lista para incorporarlas a nuestro léxico poco a poco. Las expresiones coloquiales también juegan un papel muy importante en este aspecto ya que su buen uso aportará mucha riqueza y naturalidad a nuestro discurso.

Una de las cosas imprescindibles es que debes perder el miedo al inglés. Puedes leer novelas o ver películas y series, escuchar música o ver la tele en inglés. No dejes de hacer todo lo que puedas para estar en relación con el idioma.

No te olvides de que el idioma es la manera de expresarnos. Por eso, no sientas vergüenza a la hora de hablarlo. En la mayor parte de las ocasiones lo que nos ocurre es que no lo hablamos por el miedo de que lo hagamos mal. Y lo que está claro es que si no lo hablamos nunca lo vamos a mejorar. Hay que practicar.

Cuando puedas, haz intercambio de idiomas. A través de la red, encontrarás páginas en las que puedes encontrar gente que quiera reunirse para hacer un intercambio de idiomas. Cada uno habla de forma nativa el idioma que le interesa aprender al otro y hay que estar dispuesto a quedar en persona (o vía skipe) para practicar. Puedes mirar en páginas como www.intercambiodeidioma.com, www.tusclasesparticulares.com o www.couchsurfing.org.

Aprovecha las escuelas en el extranjero. También a través de internet. Existen páginas de escuelas de inglés en el extranjero que combinan la enseñanza académica con el aprendizaje nativo con gente de la zona. El método tiene a su favor que sí implica viajar, conocer a gente y vivir una nueva experiencia.

Además, existen otras razones por las que es necesario que aprendamos el idioma: el inglés es el idioma oficial de 45 países de todo el mundo, además de contar con una gran representación en la red ya que tres de cada cuatro páginas de Internet son en inglés. Según los datos ofrecidos por la UNESCO, el 72% de todos los contenidos de la web están escritos en inglés.

La lengua materna de Shakespeare ha sido adoptada por consenso como el idioma vehicular de la comunicación internacional. Además, es el idioma más demandado por su extensión y por ser la segunda lengua de más de mil millones de personas.

Por último, si estás leyendo esto, ya llegas tarde, pero no lo hagas con tus hijos. Que aprendan desde pequeños. Un momento ideal es a partir de los dos y tres años, edad en la que los niños pueden adaptar su aparato fonador para pronunciar los fonemas ingleses como lo harían los niños anglosajones. Por eso es recomendable aprovechar esos años claves para que los pequeños vayan acostumbrándose a escuchar el idioma.

Salud

Por último, hemos dejado el tema de la salud. Es el propósito más repetido por los españoles cuando empieza un nuevo año y en el que fracasamos más. Somos los primeros en apuntarnos al gimnasio, pagamos la cuota de entrada que nos ofrece un gran descuento pero, al final, solo acudimos los dos o tres primeros días. Luego encontramos cualquier excusa para dejar de hacerlo o, simplemente, lo dejamos por pereza.

Uno de los principales problemas que hay en salud hoy en día es la inactividad física. No hacemos deporte por pereza, falta de motivación, porque el gimnasio está muy lejos… siempre buscamos motivos, pero esa mentalidad la tenemos que desechar, ya que necesitamos cuidarnos para alcanzar un grado óptimo de salud, aumentando el sentimiento de bienestar.

Cuando hablamos de ejercicio, no nos referimos a hacer deporte, aunque puede ser. A la mayoría nos da miedo la idea de hacer ejercicio, porque creemos que nos va a suponer un gran esfuerzo y dolor, pero basta con un paseo de 20-30 minutos diarios; nadar dos veces a la semana durante media hora; hacer jogging o bailar.

Lo que sí está claro es que si queremos cuidar más nuestro cuerpo, no debemos tener miedo al deporte. La gran oferta que hay en el municipio hace que pierdas el miedo, ya que la actividad que realices siempre estará vigilada por un profesional.

El ejercicio físico es clave. No te rindas. Haz al menos deporte tres veces a la semana durante 30 minutos, con lo que se fortalecerán tusa músculos, disminuirá el sobrepeso, reducirá el peligro de sufrir enfermedades y mejorarás el sueño. Además, cuida tus posturas al trabajar, al sentarte a la mesa, a la hora de dormir. Con ello, evitarás dolores y enfermedades crónicas.

No desesperes. Cuando creas que no puedes, haz un pequeño esfuerzo y lo conseguirás. Debes experimentar hasta encontrar una actividad física o deportiva que te guste. Puede no ser la misma que prefieren tu pareja o tus amigos. Pero la única manera de no abandonarla es que te guste. Hay muchísimas variantes, del golf al tenis, de la clase de aerobics al maratón, de la bici a Pilates. Seguro que hay alguna que te guste.   Ω

Más artículos

Una propuesta para deslumbrar

05-12-2015 2:16 p.m.

En busca de un título

15-04-2015 2:48 p.m.

Diversión a raudales

17-10-2014 9:16 p.m.

Amenizar el verano

01-09-2014 11:15 a.m.