11-01-2016 9:45 a.m.

ENERO 2016  /  ACTUALIDAD

Muchas lecturas tras los resultados del 20-D

11-01-2016 9:45 a.m.

Pozuelo sigue siendo un municipio donde el PP supera con creces, a pesar de la masiva pérdida de votantes, al resto de partidos. Crecimiento espectacular de Ciudadanos y Podemos se convierte en la tercera fuerza en la localidad, desbancando al PSOE –lugar donde vota su secretario general, Pedro Sánchez-. Pese al trabajo de Tono Rueda, la coalición magenta prácticamente desaparece (solo 633 votos), al igual que ha pasado a nivel nacional

Los resultados electorales que hubo en las pasadas elecciones generales tienen lecturas de todo tipo y según quien las realice. Si uno mira los números, lo que sí que se puede ver en el municipio es que los populares han perdido respecto a las generales de 2011 algo más de 5.000 votantes y algo más de 16 puntos porcentuales. No obstante, es la ciudad de más de 50.000 habitantes con mejores resultados para el PP, rozando el 50 por ciento de los votos.
Por su parte, el mayor crecimiento lo ha mostrado Ciudadanos. En estas primeras elecciones generales a las que se presenta ha conseguido el respaldo de más de 11.000 pozueleros lo que ha supuesto superar el 23 por ciento del escrutinio. La subida de esta formación se hace más patente si se comparan con los resultados de las municipales del pasado mes de mayo, donde consiguieron el respaldo de 8.500 personas.

Otro de los partidos con los que no se puede realizar comparativa es con Podemos, la otra fuerza política emergente. En estos comicios han obtenido algo más de 5.300 votos, lo que le ha situado en la tercera formación del municipio, en detrimento del PSOE, aunque empatan porcentualmente. Los líderes de cada uno de los partidos nos hacen un pequeño resumen de su opinión tras estos comicios.

Agradecidos a los ciudadanos

Para el PP, los resultados de las elecciones no han sido malos. Pozuelo de Alarcón es la ciudad de más de 50.000 habitantes con mejores resultados para el Partido Popular tras las elecciones generales. Los populares recibieron en el municipio 25.006 votos, lo que supone un 49,36% del total, y casi 5.000 votos más que los obtenidos en los comicios municipales y autonómicos del pasado mes de mayo.

La presidenta del Grupo Municipal Popular y alcaldesa del municipio, Susana Pérez Quislant, ha valorado de manera muy positiva estos datos que mejoran los de la última cita electoral y que consolidan al Partido Popular como el partido favorito de los pozueleros. “Quiero agradecer hoy muy especialmente la confianza de esas 25.006 personas que han apoyado nuestro proyecto, así como el trabajo incansable de interventores y apoderados en la jornada de ayer. Sin duda, estos resultados nos animan a seguir trabajando por Pozuelo, que es lo mismo que hacerlo por Madrid y, por supuesto, por España”, ha asegurado Pérez Quislant.

El crecimiento de Ciudadanos

Ciudadanos consiguió en las elecciones generales del pasado 20D 11.825 votos en Pozuelo de Alarcón, 3.277 votos más que los obtenidos en las pasadas elecciones municipales de mayo, es decir un 38,3% más. Con este resultado y una elevada participación en nuestro municipio, que ha sido de casi el 84%, Ciudadanos alcanza el 23,34% del total escrutado y consigue los siguientes objetivos:

1. Aumentar cuatro puntos desde las municipales cuando consiguió el 19,5%
2. Consolidar la segunda posición en las preferencias de los pozueleros
3. Reducir la distancia con el Partido Popular
4. Aumentar la brecha con PSOE y Somos Pozuelo

Estos resultados indican que el trabajo del Grupo Municipal va en la línea correcta, ya que un 38,3% de incremento se puede considerar de excepcional. El objetivo que nos marcamos para 2019 sería superar lo conseguido en estas generales y llegar al 30% del total, con lo que conseguiríamos colocar entre 9 y 11 concejales y romper por fin, la mayoría absoluta del PP que ostenta desde siempre en este municipio.

Para Miguel Angel Berzal, portavoz de Ciudadanos en el ayuntamiento,  “hemos conseguido reducir distancia con el Partido Popular en Pozuelo, que es el bastión más fuerte del PP en toda la Comunidad de Madrid. Hay mucho que trabajar en los próximos años si queremos convencer a los votantes de que la mejor opción para ocupar la alcaldía es la que ofrece Ciudadanos”.

Un panorama inédito

Ángel G. Bascuñana asegura que “nos encontramos ante un panorama inédito, el abanico de formaciones políticas que integraban el arco parlamentario ha incorporado nuevas formaciones, especialmente dos que han entrado con considerable fuerza.  Reforzando la necesidad de entender la política como un espacio de negociación, diálogo y pacto”.

Una segunda conclusión pasa por admitir que aunque el bipartidismo ha cosechado un golpe durísimo, sin embargo mantiene una presencia importante que determina su necesario liderazgo a la hora de conformar gobierno.

Además, la presencia en el parlamento nacional de diversas formaciones de marcado carácter nacionalista también puede suponer un cambio importante en el panorama de acuerdos, incluso la dinámica previa de pactos establecida por alguna formación política puede bloquear las opciones de un gobierno de cambio.

Hay que admitir que el panorama de gobernabilidad se complica hasta extremos que pueden hacer inviable la configuración de gobierno en el plazo habitual, incluso, puede hacerse necesario volver  a celebrar elecciones.

No cabe duda que a quien le corresponde formar gobierno es al Partido Popular, cuestión compleja cuando han tratado con displicencia al resto de formaciones políticas a lo largo de la legislatura, han quemado los puentes del diálogo y eso les va a pasar factura en esta difícil tesitura, en estos momentos toca esperar y si el Partido Popular fracasa en su responsabilidad de formar gobierno, será el Partido Socialista quien estará dispuesto a trabajar por un cambio en España en sentido amplio, intentando llegar a acuerdos con aquellas formaciones que tengan la clara voluntad de apoyar un gobierno que acabe con el austericidio al que nos ha sometido la política del Partido Popular, que trabaje por abordar los problemas de la gente, que luche contra la desigualdad instalada en la sociedad española, que tanga el claro objetivo de hacer más felices a los hombres y mujeres de nuestro país. Sin líneas rojas, con altura de miras, sometiendo la estrategia política de partido al objetivo de cambio de gobierno para el bienestar  de los ciudadanos y ciudadanas.   

Hace ya tiempo que en España los votantes diferencian de forma clara el voto en municipales, autonómicas y generales; aunque hay que reconocer que en determinados espacios urbanos como es el nuestro, la influencia nacional es clave en el voto local. El partido Socialista en Pozuelo ha sacado en este proceso electoral 200 votos más que en las pasadas elecciones locales aunque en porcentaje hemos disminuido un punto; este dato nos debe llevar a la reflexión y al análisis, aunque en sí mismo no es significativo nos lleva a reafirmarnos en la necesidad de continuar trabajando por el diálogo y el consenso, haciendo propuestas concretas, sólidas y viables que mejoren la vida de los vecinos y vecinas de Pozuelo, queremos ser una oposición útil, tenemos buenas ideas y gran capacidad de trabajo, vamos a seguir aportando para mejorar Pozuelo, y estamos seguros que los ciudadanos sabrán apreciar el esfuerzo de coherencia política y capacidad técnica realizado.

Podemos es la alternativa al PP en Pozuelo

Con el permiso de García Márquez, Crónica de una muerte anunciada bien podría ser el título del capítulo que el bipartidismo escribió el pasado 20-D. Era un secreto a voces que PP y PSOE iban a sufrir recortes en su espacio de influencia y que PODEMOS y C´s irrumpirían con fuerza, pero quizás el guión experimentó cambios de última hora que han perfilado un escenario inquietante. Remontada se rumoreaba y remonda fue. Y la inquietud no es  tanto por el nombre que tendrá del próximo Presidente del Gobierno, sino porque se ha confirmado un cambio en el sistema político y todo apunta a que el marco constitucional también lo hará en la próxima etapa. El 20-D ha sido el prólogo de un nuevo tiempo político cuyo desarrollo no dependerá, por primera vez, de los mismos de siempre. Y esta circunstancia, indudablemente, merece descorchar una buena botella de cava.

Podemos se ha consolidado como la principal herramienta de las clases populares para impulsar el cambio político y social. Una herramienta a la que aún le faltan flecos que cortar, que deberá afrontar debates importantes en un futuro próximo y que tendrá que dar encaje a nuevas sensibilidades; pero con todo ello, una herramienta que ha demostrado una enorme capacidad de movilización electoral que se ha puesto en evidencia especialmente en las grandes ciudades.

En el plano local podemos extraer algunas conclusiones interesantes. La primera de ellas es la victoria del PP con 25.000 votos. Un dato que sólo se comprende si tenemos en cuenta el crudo ejercicio de ingeniería social que el PP viene realizando en Pozuelo desde hace décadas, expulsando con sus políticas a la población con menos recursos y desarrollando un modelo de ciudad  exclusivo para rentas altas. A pesar de ello los vecinos de Pozuelo vuelven a castigar al PP que  se queda lejos de los casi 31.000 que obtuvo en 2011 y no alcanza el 50% de los sufragios, frente al 66% de 2011.

La segunda noticia es que en Pozuelo finalmente se dio el sorpaso en el margen izquierdo del tablero, algo que parecía impensable hace tan sólo unos meses. Logramos superar al PSOE, consolidándonos como la principal alternativa a la dupla continuista del PP-C´s, con más de un 10% de los votos y recabando 1.158 más que en las elecciones autonómicas de mayo. El enrocamiento del PSOE en una forma de oposición colaboracionista con el PP y basada en acuerdos cosméticos sólo ha provocado que hayan perdido más de la mitad de los votos que lograron en 2011. La credibilidad se gana en el día a día, con una oposición firme, coherente y con implantación social y por eso en el resultado de Podemos ha pesado mucho el trabajo que se está haciendo desde Somos Pozuelo.

Estamos ante la oportunidad de avanzar en la construcción de un nuevo modelo de convivencia.

Podemos ya ha planteado su hoja de ruta y es a la dirección del PSOE a la que le corresponde decidir dónde está su lealtad, si con el PP o con las fuerzas del cambio. Los militantes socialistas ya han dejado claro que no quiere ver al PP ni en pintura, pero parece que Susana Díaz no lo tiene tan claro y por desgracia es ella la que manda. Sea como sea, se avecinan meses apasionantes, con un gran desorden bajo el cielo y con la ilusión, ahora más que nunca, de ganar el país para la gente. Gracias de corazón a todos los vecinos de Pozuelo que lo estáis haciendo posible.    Ω

Más artículos

ADEPA

03-10-2017 7:43 p.m.

Sara Navarro:

06-11-2016 6:17 p.m.

Primavera en Pozuelo

09-04-2015 9:52 a.m.

Un aparcamiento necesario

18-03-2015 9:28 a.m.

Susana Cañil

12-12-2014 10:55 a.m.