07-10-2014 2:52 p.m.

ENERO 2014  /  ACTUALIDAD

El IBI bajará en más de un seis por ciento

07-10-2014 2:52 p.m.

Esta medida económica se une a otras reducciones en impuestos y es posible gracias al saneamiento de las arcas municipales

Una de las gratas noticias con las que se cerró el pasado año fue la del anuncio, por parte de la alcaldesa, Paloma Adrados, y de la concejala de Economía y Hacienda, Isabel Pita, de la reducción de los dos tributos más importantes del Ayuntamiento, puesto que son los que más aportan a las finanzas municipales: el IBI y el impuesto de vehículos.

La medida más importante es la referente al Impuesto de Bienes Muebles (IBI), que disminuye un 6,25 por ciento este 2014. Esta reducción consiste en la bajada del tipo impositivo un 15%, pasando de un 0,704%, que tenía los dos últimos años, a un 0,60% para el 2014. Esta rebaja es ahora posible por una excepción recogida en la ley estatal aprobada el 28 de octubre y que habilita a hacer esa bajada en el tipo al Ayuntamiento que solicite la revisión catastral, algo que antes no estaba permitido, tal y como explicó la alcaldesa.

Este ahorro para los vecinos se podrá llevar a cabo gracias al superávit de este año 2013, por lo que no afectará ni al presupuesto del año que viene, ni a sus objetivos ni a ninguno de los programas que en él se recogen. En concreto, se estima que el descenso en el ingreso de las arcas municipales llegará a 1.100.000 de euros. Esta reducción supondrá una modificación de la ordenanza que regula el impuesto y que se aprobará durante este mes de enero.

Impuesto de vehículos

El otro impuesto que se verá afectado de esta reducción, con el consiguiente beneficio para el bolsillo del ciudadano es la reducción de un 10% del impuesto de vehículos, también para este año y que se aprobará también a lo largo de este mes.

Ambas medidas fueron calificadas por la alcaldesa como “positivas, ya que lo que hemos hecho es reducir el tipo para conseguir una bajada del 6,25% en el recibo con respecto al de este año. Y podemos hacerlo gracias a las medidas de ahorro, a la austeridad, al ajuste de los gastos, al equilibrio presupuestario y a que, en definitiva, hemos hecho los deberes”.

Por su parte, Isabel Pita señaló que “el ayuntamiento ha bajado los dos impuestos más importantes que tiene en este momento: el IBI y el de vehículos, además del incremento de las bonificaciones y las exenciones a los tributos y todo ello sin afectar a ningún programa del presupuesto. La ley de octubre de 2013 nos ha dado una oportunidad que hemos aprovechado sin dudarlo; algo que no hubiera sido posible si no tuviéramos unas cuentas saneadas”, concluyó.

Cabe recordar que el consistorio cerró las cuentas de 2012 superávit de casi 9 millones de euros y presenta unas cuentas saneadas manteniendo los servicios públicos esenciales que se prestan a los ciudadanos. Tal y como señala la alcaldesa, “sin subir la presión fiscal puesto que se han congelado tasas, impuestos y precios públicos. Y es que estamos haciendo un enorme esfuerzo por ser austeros, por ser más eficientes y por priorizar los servicios esenciales”, aseguró Paloma Adrados.

Además, el presupuesto para este año se caracteriza por una bajada del nivel de endeudamiento en 5.486.881 euros y por la reducción de la deuda en más de 18 millones de euros desde el año 2010, “siendo Pozuelo uno de los municipios con menor nivel de endeudamiento”, concluyó.

Otras medidas fiscales

La concejala de Hacienda hacía referencia al anuncio que ya hiciera la alcaldesa meses atrás, cuando informó de otras bonificaciones para este 2014. En concreto, afectan a los vehículos históricos, eléctricos y poco contaminantes desde el mismo año de la compra. Además, en el caso de los coches eléctricos, quedarán exentos del pago de la tasa por estacionamiento mediante un distintivo del Ayuntamiento.

El impuesto de Plusvalía también se verá afectado por estas modificaciones ampliando la bonificación para el contribuyente en el caso de transmisiones mortis cuando el fallecido haya vivido en una residencia o con alguno de sus hijos en los dos años anteriores al fallecimiento mientras que antes se le exigía haber vivido en el propio inmueble.

Otra de las medidas modificadas por el ayuntamiento es la referente a la ordenanza general de gestión, inspección, revisión y recaudación de los tributos incluyendo excepciones al límite de plazos en la concesión de fraccionamiento de deudas, para casos de necesidad como desempleados, pensionistas o personas sin recursos. Asimismo, la tasa por expedición de documentos y tramitación de expedientes también se revisará y el contribuyente sólo tendrá que pagar el 25% en el caso de que desista en su solicitud.