12-03-2015 9:41 a.m.

ENERO 2013  /  MOTOR

Coloca el navegador en el mejor lugar

12-03-2015 9:41 a.m.

No es cuestión menor: situar un sistema de navegación o GPS en mal lugar dentro del coche o tocarlo en marcha es fuente de peligrosas distracciones: un 40% de los accidentes de tráfico con víctimas están relacionados con inventos como este

Manipular un GPS mientras conducimos divide la atención del conductor. Según el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial, manejarlo a 90 km/h impide percibir correctamente la mitad de las señales viales y aumenta considerablemente el tiempo de reacción y la distancia de separación con el vehículo precedente. Por ello, resulta determinante no andar jugando con él y colocarlo, cuando es de tipo portátil, en un punto que permita su acceso con facilidad cuando, puntualmente, tengamos que tocarlo.

Sobre esto, y tomando como referencia el parabrisas, un navegador portátil debe ir fijado lo más abajo posible, a derecha o izquierda, nunca en el centro. Los fabricantes recomiendan ponerlo bajo para consultarlo de un vistazo, lo más pegado posible al salpicadero, pero no en frente para que evite obstaculizar.

Un análisis de la aseguradora Línea Directa refleja que la mayoría de conductores fija el navegador portátil a la derecha, el 40 por ciento en la parte inferior del parabrisas y el 25 por ciento restante sobre el salpicadero. Las ubicaciones menos frecuentes son a la izquierda y en la esquina superior del parabrisas.

Campo de visión

Según el mismo estudio, los usuarios de navegadores portátiles admiten buscar una posición alineada con su campo de visión para no desviar la vista de la calzada. Pero también priman el confort y el acceso para manejarlo. Recuerda: esta acción en plena marcha entraña gran peligro y se considera infracción grave (multa y pérdida de 3 puntos). De ahí que para usar estos dispositivos, ya sean navegadores, avisadores de radar o smartphones con función GPS, haya que introducir la dirección y los ajustes a coche parado.

El estudio de Línea Directa recalca que pocos conductores consideran “importante” sujetar el dispositivo para evitar lesiones en caso de accidente. Y eso que incluso la Comisión Europea recuerda que el sistema debe ir fijo y en soporte adecuado, sin que ningún elemento (incluido el cable de alimentación) obstruya el campo de visión del conductor.