04-12-2015 8:06 p.m.

DICIEMBRE DE 2015  /  ACTUALIDAD

Paseo en dron por Pozuelo

04-12-2015 8:06 p.m.

Alberto García es piloto de drones y sobrevuela el parque cerro de los Perdigones para hacernos una pequeña demostración de lo que es capaz de hacer este aparato que se ha puesto de moda tan rápido

Ahora mismo, los aparatos de más de dos kilos deben estar inscritos en el registro de aeronaves y está prohibido tomar imágenes de grandes concentraciones de gente o sobrevolar zonas urbanas con gran masificación sin el permiso de la Agencia Estatal para la Seguridad Aérea, AESA. Este organismo es quien otorga los títulos de piloto profesional a aquellos que pasen las pruebas, tanto teóricas como prácticas.

Alberto, que trabaja para la empresa Más que Drones, nos explica qué es lo que hay que hacer y para qué sirve el título que se ha sacado. “Cualquiera, para uso recreativo, puede pilotar un dron con las características de éste. Eso sí, cumpliendo las recomendaciones de AESA”, nos cuenta Alberto. Estas son, a grandes rasgos: que el dron lo tienes que tener siempre a vista y no superar los 120 metros de altura, que lo debes hacer en zonas despobladas y que debes volar con seguridad.

Alberto nos muestra cómo el dron que maneja se eleva al cielo, siempre cumpliendo con estos consejos, y se dispone a hacer fotos de la zona, mientras nos comenta que para usarlo, lo más cómodos es hacerlo en lugares sin aglomeraciones de gente y en sitios abiertos. Desde la tablet que ha instalado en el mando con el que lo dirige se puede ver qué es lo que está viendo el dron con una calidad espectacular.

Al aparato, que sólo tiene autonomía de vuelo de 20 a 25 minutos (hay que tener en cuenta el tiempo de regreso), le puedes programar la “vuelta a casa”, una opción por la que programas el gps del dron la situación en la que estás tú. Así, si en un momento dado pierdes de vista su vuelo o no sabes cómo volver, pulsas el botón de vuelta a casa y él regresa al punto que previamente le has señalado.

Actualmente, se venden bastantes drones, “sobre todo para profesionales, para temas de agricultura, de arquitectura, de urbanismo… Se está utilizando poco a poco y seguro que irá evolucionando”, explica Alberto. Para hacerlo de forma profesional, hay que aprender a pilotarlo. Algo que, pese a que se ha convertido en una de las actividades más demandadas, no es una tarea sencilla.

Por eso, si lo que quieres hacer es filmaciones aéreas profesionales; actividades de investigación y desarrollo; tratamientos aéreos, fitosanitarios y otros que supongan esparcir sustancias en el suelo o la atmósfera, incluyendo actividades de lanzamiento de productos para extinción de incendios, o actividades de vigilancia de incendios forestales (algunas de las actividades que se pueden llevar a cabo profesionalmente según AESA), hay que sacarse el título de piloto de drones.

A la espera de la Ley

Según fuentes de AESA, la actual normativa será actualizada con otra que estudia permitir escenarios operacionales adicionales, entre ellos, el vuelo en zonas urbanas, siempre y cuando tengan los permisos necesarios y cumplan las medidas adicionales específicas de seguridad, como que sean aeronaves de hasta 10 kilos, a una distancia máxima del piloto de 100 metros y de una altura máxima de 120 metros, en zonas acotadas o a una distancia de seguridad de edificios y personas.    Ω

Más artículos

El escultor de gigantes

11-01-2016 10:12 a.m.

Un festival con mucho corazón

11-01-2016 9:57 a.m.

Disfruta del verano aprendiendo

16-06-2015 5:42 p.m.

Una enmienda enmendada

20-03-2015 12:40 p.m.

polideportivo

07-10-2014 4:58 p.m.