04-04-2018 10:21 p.m.

ABRIL 2018  /  SALUD

¿Crees de verdad que estás en forma?

04-04-2018 10:21 p.m.

Pablo Villegas Pérez, Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Experto en Electroestimulación. Título de Entrenador Superior de Musculación, Fitness y Culturismo. Certificado Europeo de Nivel 3 de Entrenador Polivalente.

Entramos en uno de sus entrenamientos personalizados que le realiza a Elena Valencia Villegas, modelo internacional que ha ocupado numerosas páginas de revistas, desfilado con multitud de marcas y que sabe lo importante que es cuidarse y estar sano para poder rendir al 100%. Desde las páginas de Pozuelo IN nos dará algunas nociones de cómo, no solo de cara al verano, podemos conseguir una buena silueta y estar sanos.

Por PABLO VILLEGAS
Para comenzar me gustaría plantear una serie de preguntas: ¿Realizamos actividad física de manera continua?, ¿Tenemos una buena alimentación?, ¿Descansamos correctamente? Son preguntas frecuentes nos planteamos, cuando nos queremos poner “manos a la obra” con nuestro cuerpo.

Muchas veces no somos continuos con nuestros entrenamientos o directamente no entrenamos. Por no decir de los diferentes contrastes a los que es sometido nuestro cuerpo en las distintas épocas del año: antes y después de navidad, antes de verano… Son situaciones que se dan de manera habitual, sin saber lo perjudiciales que pueden llegar a ser para nuestro cuerpo. Debemos intentar mantener una vida saludable a lo largo del tiempo, aunque en determinadas épocas tengamos que “pulir” nuestra figura, pero que sólo sean esos pequeños retoques para estar en forma de cara a estaciones anuales puntuales.

Por otro lado tenemos la alimentación, que sin entrar en detalles específicos, me gustaría resaltar si somos capaces de mantener una alimentación equilibrada, no me refiero a una dieta estricta, sino a una cantidad alimenticia diaria basada en 5 comidas, con su cantidad de hidratos de carbono, proteínas y lípidos. Comidas que nos permitan ser flexibles, poder comer de todo sin excesos y nos hagan encontrarnos en un punto de vida saludable. Todo ello, sin menospreciar los diferentes objetivos personales, siempre desde el punto de vista de la belleza y salud general de una persona.

Finalmente, tenemos la pregunta del descanso, el cuerpo es una máquina y por lo tanto, necesita combustible, movimiento y descanso o recuperación. Es muy importante el descanso entre entrenamientos, durante los entrenamientos y después de ellos.

Los tres pilares fundamentales de una vida sana y equilibrada se centran en una alimentación equilibrada, ejercicio físico y descanso. Si miramos desde otro punto de vista podemos hablar de un 70% alimentación, 20% entrenamiento y 10% descanso, aproximadamente.

En cuanto al objetivo de este apartado se refiere, Belleza y Salud, comenzamos hablando del entrenamiento.

Todo entrenamiento precisa de una evolución o progresión. La base de un entrenamiento eficiente se caracteriza por una buena técnica de ejecución. El entrenamiento es un camino duro y sacrificado que debe ir de la mano de un gran profesional. Es aquí donde entra la figura de un entrenador personal. Un profesional que debe tener una buena base teórica, una experiencia práctica y una continua formación, lo cual permitirán ser un gran profesional en este ámbito. Para mantener un cuerpo sano, atlético y bonito, debemos realizar la combinación de ejercicios cardiovasculares y ejercicios de tonificación.

Cardiovasculares o aeróbicos son conocidos por implicar grandes grupos musculares, un gran requerimiento de oxígeno y dependiendo de la intensidad, una aceleración metabólica mayor o menor. Entre sus beneficios más significativos, encontramos: el aumento de la capacidad pulmonar, aumento de la fuerza, resistencia y agilidad, mejora el flujo sanguíneo y el sistema inmunológico, así como disminución de la presión arterial, entre otros.
No sólo oxidamos grasas con el ejercicio aeróbico, el famoso mito de “las pesas no adelgazan” no es correcto. Al ganar músculo se quema más grasa, ya que el músculo es un tejido metabólicamente activo, por lo que necesita calorías para mantenerse que obtendrá en medida de la dichas grasas. Existe una importante oxidación de grasas, aumento de masa muscular y capacidad aeróbica que se obtienen con los ejercicios de tonificación o hipertrofia.
Hay diferentes sistemas de trabajo aeróbico y sistemas que combinan la fuerza-resistencia, actualmente tenemos gran diversidad de sistemas de entrenamiento: HIIT, BODY PUMP, AEROBIC, STEP, ZUMBA, FUNCIONAL, SUSPENSIÓN, CARDIO BOX, BODY COMBAT…Pero existe un sistema de entrenamiento, del cual me voy a extender un poco más, que es el entrenamiento con electroestimulación.

Por muchos falsos mitos que existan en web, es un sistema que tiene grandes beneficios siempre y cuando sea utilizado por un profesional experto en ciencias del deporte.

Muchos son los estudios encontrados en páginas de publicación internacional científica, que describen el progreso positivo en diferentes enfermedades y la evolución en el rendimiento de diversos deportes.

Con la electroestimulación trabajamos más de 300 músculos de nuestro cuerpo a la vez, por lo tanto, tiene grandes beneficios para la rehabilitación de lesiones musculares y osteoarticulares. Reducción de estrés y ansiedad, reducción de los niveles de grasa y celulitis, aumento del metabolismo basal, aumento de masa muscular, recuperación post-parto, reducción de la hipertensión y las patologías asociadas, reducción del dolor de espalda, mejora del tono de la piel, así como la mejora de la capacidad aeróbica y anaeróbica.

Por otro lado, tenemos la alimentación, un pilar fundamental e imprescindible a la hora de hablar de salud y belleza. Es muy importante ponernos en manos de profesionales a la hora de comenzar una dieta. Sin extenderme demasiado, y obviando un poco los diferentes objetivos a la hora de ganar o perder masa muscular, nos centraremos en una dieta equilibrada. Para mantener un buen nivel de salud alimenticia, sería recomendable tomar de 5 a 6 comidas diarias, con el aporte de hidratos, proteínas y lípidos necesarios. Deberemos tomar mucha fruta, verduras, infusiones depurativas, comer más veces al día y menos cantidad, comer despacio y sin estrés, intentar consumir proteínas después de los entrenamientos (nutriente principal para la recuperación muscular), tomar grasas buenas, descartar la bollería industrial y las grasas perjudiciales y tomar mínimo 2 litros de agua al día.

Finalmente, el descanso aunque ocupa un porcentaje menor, es muy importante para tener una buena progresión. Tanto el descanso durante los entrenamientos, lo cual nos permitirá oxigenar nuestros músculos, cargar los pulmones y recuperar fuerzas, nos permitirá continuar las siguientes series con la misma intensidad; como el descanso después de un entrenamiento, el cual permitirá que nuestros músculos y nuestro cuerpo puedan reposar y recuperarse lo más rápido posible para continuar con los entrenamientos.

¡MANOS A LA OBRA!   Ω